ABC HOMEOPATÍA

La homeopatía a tu alcance

16 remedios homeopáticos para perros

Homeopatía para nuestras mascotas

La Homeopatía resulta muy útil para aliviar las dolencias de nuestras mascotas.

Hoy queremos compartir un estupendo artículo de la web Borders-Collies con 16 remedios de Homeopatía para cuidar de la salud de nuestras mascotas.

Tras una maravillosa introducción y acercamiento al uso de la homeopatía en animales, Sara de borders-collies.com ofrece un listado de síntomas y el remedio homeopático adecuado.

En ABC Homeopatía hemos incluido el enlace a la descripción del remedio, para obtener más información sobre cada uno de ellos, y algunos consejos propios para su administración, pero el siguiente texto sobre síntomas y medios, ha sido extraído íntegramente de la web www.borders-collies.com:

Síntomas y remedios

1 – Cortar uñas

¿Alguna vez te has cortado las uñas a tu perro y ahora están sangrando por todas tus alfombras? ¡Dale Hypericum! Es un gran remedio para las heridas de los nervios, especialmente en los dedos de los pies y las uñas.

2 – Ataque al cubo de la basura

¿Atacó tu perro el cubo de basura y ahora no se siente tan bien? Está vomitando y está esforzándose por cagar todo? ¡Nux vomica lo rescatará! Nux vomica es el remedio perfecto para usar después de atracones o exposición a sustancias tóxicas (piensa a administrarlo después de medicamentos o cirugía también).

3 – Mordeduras de garrapatas

¡Todos los dueños de perros temen a las mordeduras de garrapatas! ¿Pero sabías que hay un remedio que realmente puede ayudar a prevenir enfermedades transmitidas por garrapatas? Dele a su perro Ledum palustre dos veces al día durante dos días después de la picadura.

4 – Golpes y contusiones

¡Árnica es tu remedio para cualquier lesión física! Si tu perro se ha torcido algo o se ha dado un golpe dale Arnica. Funciona muy bien para el tejido magullado e inicia una curación más rápida. Yo lo uso para mi también.

5 – Cuerpos extraños

¿Ha pisado tu perro un espino o tiene una cola de zorro en su oreja? La sílice (también llamada Silicea) es un remedio fantástico para empujar cosas que no pertenecen al cuerpo. ¡Incluso puede ayudar a vaciar las glándulas anales!

6 – Abscesos

¿Tu perro tiene un absceso maloliente que está a punto de erupcionar? Hepar sulphuris puede ayudar a que el absceso madure y comience a drenar el pus.

7 – Cortes y rasguños

¿Alguna vez tu perro ha tenido una batalla con una valla de alambre? ¿El corte o raspado es irregular, desigual y doloroso? Caléndula tiene una gran afinidad por la piel y es un sorprendente sanador de heridas.

8 – Vómitos y diarrea repentinos

¿Tu perro de repente está malito? Si está vomitando y tiene diarrea maloliente (especialmente si hay comida no digerida), entonces el Arsenicum album hará que se sienta mejor rápido.

9 – Fiebre repentina

Si tu perro tiene una fiebre repentina y está jadeando de dolor y tiene enrojecimiento en la piel o en los oídos, Belladonna puede bajar la temperatura rápidamente.

10 – Hinchazón

La hinchazón puede ser una afección potencialmente mortal para los perros. Si tu perro tiene cólicos, gases dolorosos o torsión, llévate Carbo vegetabilis de camino a la clínica veterinaria de emergencia … ¡es posible que encuentres que a tu perro le está yendo mucho mejor!

11 – Huesos rotos

Por supuesto, debes llevar a tu perro a tu veterinario si sospechas que tiene un hueso roto, pero puede acelerar la curación en huesos fracturados, fracturas sin unión o demoradas y dolor por fracturas con Symphytum.

12 – Ojos rojos y acuosos

¿Ha estado su perro corriendo en hierba alta y ahora sus ojos están rojos? La conjuntivitis y los ojos irritados responden muy bien a Euphrasia.

13 – Infecciones del tracto urinario

Los perros que tienen ardor e impulso en la vejiga responden muy bien a Cantharis. Otro gran uso de este remedio es quemaduras con ampollas en la piel.

14 – Congelación

Los perros pueden sufrir rápidamente de congelación en los pies o en áreas desprotegidas durante los meses de invierno. Agaricus funciona muy bien para la congelación, especialmente en la cola, los pies y las orejas.

15 – Quemaduras

Las quemaduras menores y las quemaduras solares responderán bien a Urtica urens. Si las quemaduras son más severas o si la piel está rota, usa Cantharis.

16 – Dolor en la dentición del cachorro

Al igual que los bebés humanos, los cachorros pueden sufrir la incomodidad de los dientes nuevos. La Chamomilla calmará esos síntomas, especialmente si hay diarrea verdosa.

Cómo administrar Homeopatía a los perros

Lo más sencillo es diluirlos en agua y ofrecérsela a nuestra mascota. Se les puede dar directamente los gránulos o en líquido en la boca, entre el moflete y la encia. Es importante no disimular el medicamento en comida, pues de lo que se trata es de que sea absorbido por las mucosas de la boca.

Dilución, formato y frecuencia

Dilución

La dilución adecuada para los síntomas agudos es baja, ya sea 5, 7 o incluso 9 CH, con algunas excepciones, como en en Symphytum que se recomienda siempre a la 200 CH o la Calendula que se utiliza en Tintura Madre.

Formato

Para todos los remedios lo mejor es en gránulos, aunque también puedes utilizarlos en gotas.

Con dos excepciones: la Caléndula se aplica en Tintura Madre, tal y como explicamos en el resumen del remedio, y en el caso de Euphrasia, que existen unas gotas (de compra en Farmacias) específicas para aplicar directamente en los ojos.

Frecuencia

Nos ha encantado como Sara de border-collies.com explica el tema de la frecuencia con la que administrar el remedio homeopático, así que os lo incluimos íntegramente:

“Cuando se da un remedio para la enfermedad aguda, se deben evaluar los efectos de la acción de remedio con bastante rapidez, ya que la respuesta y los cambios serán más dramáticos que en el caso de las afecciones crónicas.

Selecciona tu remedio, dosifica una vez y mira si tu perro ha tenido cualquier cambio. Deberías ver una mejoría rápidamente con una enfermedad aguda.

En una situación grave, intensa o de emergencia, puedes administrar su dosis inicial dos o tres veces, con una separación de 5 a 15 minutos.

Observa a tu perro. Si mejora rápidamente, continúa esperando y controlando su condición. Si tu perro mejora, luego se estabiliza y empeora nuevamente, vuelve a administrarle la dosis. La reducción puede realizarse en cinco minutos, 15 minutos, una hora, o siempre que lo indique el caso.

Algunas veces los síntomas de tu perro cambiarán. Estate preparado para dar un remedio diferente si los síntomas cambian … pero proporciona solo un remedio a la vez.

Si el remedio que probaste no funciona en absoluto, deja de dar ese remedio. De nuevo, es posible que tengas que elegir un remedio diferente.”

Más información

Lee el artículo completo en http://www.borders-collies.com/16-remedios-naturales-para-perros-que-no-conocias/

Quizás te interesa Homeopatía para los trastornos del comportamiento en perros

Lee más artículos sobre Homeopatía Veterinaria

Y si quieres más información sobre Cómo se toma la Homeopatía

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
It is main inner container footer text