ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    Sense about science y homeopatía: los VoYS

    Sense about science y homeopatía: los VoYS

    Hace meses publicamos el artículo ¿Qué se esconde tras los ataques a la homeopatía? en el que citábamos el texto de un defensor de la homeopatía  que nos contaba cómo tras los ataques metódicos y organizados contra la homeopatía,  por parte de grupos de escépticos, se encontraba la fundación Sense about science (link a la web con traductor google en español) que se presenta a sí misma como “una fundación sin ánimo de lucro que prepara a las personas para dar sentido a las afirmaciones científicas y médicas en el debate público” y que está financiada por la flor y nata de la industria farmacéutica.

    Estos ataques sistemáticos a la homeopatía, con campañas como el Suicidio Homeopático 10:23, webs creadas con el único objetivo de desprestigiar la homeopatía, intervenciones en medios de comunicación, redes sociales, etc. parecen avivarse con cada noticia positiva sobre los avances homeopáticos.

    Ahora, tras la noticia de que la Sociedad de Médicos de Atención Primaria, en su XXXI Congreso, defiende con ahínco el uso de la medicina homeopática en la atención médica de nuestros Centros de Salud, se han activado los blogueros escépticos movilizándose para que no llegue a “calar” entre la población que, efectivamente, la homeopatía funciona y que nuestros médicos de cabecera recurren a ella cada vez más para tratar múltiples afecciones.

    Desde ABC Homeopatía impresionados por esta reacción disciplinada de saltar a la red, como un resorte, con campañas de desprestigio tras cada noticia positiva de la homeopatía -el lema del momento es “azúcar a 2.000 € el kilo”-  hemos querido indagar un poco más la teoría que relaciona a la industria farmacéutica con este tipo de ataques a la homeopatía:

    Hemos encontrado en la web de Sense about science, que la fundación esta efectivamente financiada por las  más importantes asociaciones que agrupan a las grandes empresas farmacéuticas, tal y como comentábamos en el anterior post mencionado.

    También que Sense about science sostiene y financia un programa denominado Voz de la ciencia joven, VoYS, que anima a los estudiantes e investigadores de principios de carrera a desempeñar un papel activo en los debates públicos sobre la ciencia.

    Se destina un enorme presupuesto a este grupo, VoYS, para el que se organizan cursos y seminarios sobre cómo hablar en los medios de comunicación y en las redes sociales, para defender la ciencia frente a la “falsa ciencia”, con especial énfasis en combatir la homeopatía, se editan libros y se sufragan campañas anti-homeopatía para que la OMS (Organización Mundial de la Salud) se pronuncie en su contra (sobre esta campaña, organizada por los VoYS y financiada por Sense about science con el dinero de la industria farmacéutica, publicaremos un post en breve). Cada una de estas acciones se acompaña de una enorme inversión para su difusión en los medios de comunicación y redes sociales.

    Tal y cómo la propia web explica es precisamente en la juventud cuando la pasión por la defensa de la ciencia y la evidencia científica es mayor y debe ser aprovechada por Sense about science a través de la red de VoYS, para que grupos de estudiantes de ciencia y medicina de todo el mundo, sean incentivados para participar activamente contra la homeopatía, bien enseñados para acudir a los medios de comunicación a repetir el mantra de la “evidencia científica” y para lanzar frases simplonas y resultonas como la “homeopatía ni cura ni nada de nada” u otras, que no pretenden profundizar en el asunto sino crear una corriente de opinión contraria que impida el, cada vez más claro, avance de la homeopatía.

    Convocan reuniones, encuentros, campañas, cursos para preparar a los jóvenes cómo altavoces que gritan  “la actual medicina basada en ingesta de fármacos con numerosos efectos secundarios es la única medicina real y cualquier otra opinión está defendida por idiotas”.

    Con todo ello consiguen activar a aquellas personas de naturaleza escéptica que no dudan en sumarse a la campaña, para mayor beneficio de la industria farmacéutica, jugando un papel que creen protagonista y que no es más que el de un peón al servicio del rey del tamiflú.

    Sin duda estos jóvenes, y los escépticos no tan jóvenes que se alinean a la causa “todos contra la homeopatía”, cada uno con sus motivos, sus creencias, cargados de buena voluntad y convencidos de la veracidad de sus opiniones no se han parado a investigar el objeto de sus críticas, la medicina homeopática, ni han tenido noticias de los estudios publicados por el International Journal of Oncology sobre el cáncer, ni de los resultados de un premio Nobel como Luc Montagnier en relación con las altas diluciones, porque estamos convencidos que unas brillantes mentes científicas estarían más cerca de investigar y estudiar los evidentes resultados homeopáticos frente al cáncer, descritos en esta prestigiosa publicación, que de lanzarse a burdas campañas mediáticas como marionetas de la industria farmacéutica, que lucha por mantener su cuota de mercado frente a las medicinas naturales, cada vez más usadas, aceptadas y demandadas por la ciudadanía por su alta eficacia y nula toxicidad.

    En resumen vemos que la industria farmacéutica financia fundaciones como Sense about science, que a su vez financia una red de jóvenes a quienes entrena para saltar a los medios de comunicación y principales redes sociales, en una continua campaña de desprestigio sobre la homeopatía, VoYS, que mediante encuentros, cursos, campañas mediáticas y movilizaciones varias, logran activar a los círculos escépticos que irrumpen en el escenario social blandiendo la certeza absoluta de sus postulados para intentar evitar la aceptación de la homeopatía.

    Cómo decíamos en un post reciente “llegará el día en que este tipo acciones contra la homeopatía no sólo supondrán una vergüenza en la historia del desarrollo de la medicina sino que muchos afectados por enfermedades que actualmente encuentran cura con la homeopatía les pedirán responsabilidades”.

    Otros artículos que pueden interesarte:

    Mejoría global para el 50% de los hospitalizados tratados con homeopatía

    Las 10 mejores investigaciones sobre homeopatía

    Homeopatía en la medicina pediátrica alemana

    Crece la popularidad de la homeopatía en Europa

    La homeopatía se abre hueco en la sanidad pública

    La medicina deportiva de élite se inclina por la homeopatía

    Si quieres más información sobre los ataques de los escépticos, la farmaindustria y la homeopatía visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO de ABC Homeopatía

     

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    9 Comentarios

    1. Pienso que cada materia es buena dentro de su especialidad, hay medicamentos en homeopatia muy buenos y con un buen medico homeopata hacen maravillas en la recuperacion del pasiente, en alopatia es la misma historia un buen doctor en una emergencia logra la estabilisacion del paciente de manera rapida, el problema son las reacciones secundarias al tratamiento, cosa que no sucede con la homeopatia, en lo que a mi respecta la homeopatia como medicina preventiva y alternativa es buena, para emergencias la alopatia,esta es mi humilde opinion,

    2. Todas las pseudociencias como esta solo son un lastre para el progreso humano, vuestro nivel de inteligencia es tal que no deberiais tener derecho a opinar, al menos no con los demás 🙂 Ojala os entre un cancer del copon y os lo trateis con homeopatia, hareis un favor a la evolucion.

    3. Tenemos por costumbre no publicar los comentarios que faltan al respeto y que son incapaces de razonar desde la serenidad que requiere una exposición de lo que uno opina.

      Aún así hemos querido publicar el comentario de Bob, porque con él, sobran las palabras, pues revela el nivel humano y la categoría de las personas que se lanzan a las redes a desprestigiar aquello que ignoran, sin más argumento que el ataque simplón.

      Saludos
      Equipo ABC Homeopatía

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text