ABC Homeopatía +++
Si te ha sido útil ABC Homeopatía quizás quieras hacer una donación:

Si te gusta, comparte

Homotoxicología, homeopatía de segunda generación

El alemán Hans-Heinrich Reckeweg formulo las bases de la Homotoxicología a mediados del siglo pasado.

La Homotoxicología es un homeoterapia formulada por el médico Hans-Heinrich Reckeweg en los años 40 del siglo pasado.

Debe su nombre a su fundamento básico: las homotoxinas (toxinas humanas, tanto internas como externas) y la intoxicación que causan a nuestro organismo, desequilibrándolo y enfermándolo.
Su acción se centra así en la desintoxicación física, a nivel celular, de los diferentes síntomas mediante la administración de medicamentos homeopáticos destinados a ejercer una acción anti-homotóxica.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES CON LA HOMEOPATÍA CLÁSICA

La primera y gran diferencia entre ambas terapias es que la Homotoxicología aplica el principio de similitud únicamente a los síntomas físicos, sin incidir en los síntomas mentales y los desequilibrios emocionales.
Difiere también en que incorpora nuevos remedios preparados homeopaticamente, y al igual que la homeopatía complejista, la homotoxicología incluye en sus medicamentos varios remedios.
Utiliza todos ellos en bajas diluciones -escala decimal– o bien, incluyen un sólo remedio en distintas diluciones.

Otra de las diferencias es que los medicamentos anti-homotóxicos pueden administrarse también con formato inyectable, ya sea intravenosa, intramuscular, subcutánea, intraarticular o intradérmica.

La última de las diferencias, pero no menos importante, es el precio con el que ambas terapias, Homeopatía clásica y Homotoxicología, presentan sus medicamentos, ya que mientras la primera ronda los 5 euros por remedio en gránulos, la segunda eleva ese importe hasta los 15 euros por frasco de gotas.

Coincide con la homeopatía en la utilización de remedios ultradiluidos y potenciados, utilizando algunos clásicos de la homeopatía, y muchas otras sustancias homeopatizadas, o preparadas para su uso homeopático, como son los nosodes o bioterápicos (remedios preparados, ya sea del tejido de una enfermedad real, o de organismos asociados con enfermedades, bacterias o virus en forma de cultivo), los organoterápicos (remedios preparados con órgano sano diluido y dinamizado que obra sobre su homólogo humano para volver a equilibrar el funcionamiento alterado), medicamentos alopáticos y catalizadores (sustancias que facilitan el correcto funcionamiento de las células) preparados para su uso homeopático.

Ambas terapias disfrutan de la ausencia de toxicidad y efectos secundarios que caracteriza a todas las homeoterapias, lo que las convierte en especialmente indicadas para bebés, niños, mujeres embarazadas, ancianos y pacientes con gran debilidad. También ambas pueden tomarse simultáneamente con otros tratamientos alopáticos, e incluso para mitigar los efectos secundarios de éstos últimos.

CONCEPTO DE LA ENFERMEDAD EN HOMOTOXICOLOGÍA

La Homotoxicología entiende la enfermedad como un mecanismo de reacción del organismo para defenderse ante un cúmulo de toxinas (internas, los detritus que generan las células tras procesar los aportes vitales como el oxígeno o los alimentos, y/o externas, como el exceso de conservantes en la dieta actual y bebidas que ingerimos o la polución) que el organismo no es capaz de filtrar y expulsar debidamente, lo que activa el “Sistema de la Gran Defensa”.

Según Reckeweg este “Sistema de la Gran Defensa” pondrá en marcha una serie de sub sistemas para eliminar el exceso de toxinas y salvaguardar la salud de nuestro organismo, manteniendo así la funcionalidad global.

Establece 6 fases de la enfermedad:

Las 3 primeras denominadas Humorales, dado que afectan a los líquidos corporales, humores, a ese 70% de agua del que estamos formados, sin que el exceso de toxinas afecte todavía a las células de los distintos órganos, y se consideran fases de pronóstico favorable:

1 – La primera no es mala, es el estado natural de EXCRECIÓN de toxinas mediante el sudor, orina, heces, CO2, ácido láctico, menstruaciones, etc.

2 – Cuando debido al exceso de homotoxinas, éstas empiezan a acumularse, el organismo produce una REACCIÓN basada en la inflamación para que las toxinas puedan ser neutralizadas y excretadas. Son  la mayoría de las enfermedades acabadas en -itis.

3 – Si a pesar de la fase de reacción el organismo no ha sido capaz de eliminar el exceso de homotoxinas, inicia entonces una fase de DEPÓSITO, acumulando los tóxicos orgánicos benignos. Son los quistes, miomas, verrugas, pólipos, colesterol, bocio, depósitos de grasa.

Las 3 últimas fases se denominan Celulares, porque la intoxicación alcanza a las células y se consideran de pronóstico dudoso:

4 – La fase de IMPREGNACIÓN, tiene lugar cuando las homotoxinas se introducen en los tejidos alterando el funcionamiento celular. Aparece la enfermedad. Hablaríamos de asma o úlceras gástricas para poner un par ejemplos.

5 – Cuando el exceso de toxinas no sólo afecta a la funcionalidad de unas células sino que afecta a la función del órgano que componen las células se está en la fase de DEGENERACIÓN. Hablamos de cirrosis hepática, tuberculosis pulmonar, lupus, nefrosis, distrofia muscular, trastornos esquizoides, infarto de miocardio, etc.

6 – También puede ocurrir que cuando las toxinas se han acumulado hasta tal punto, las células se convierten en cancerígenas, pues las células tumorales sí pueden sobrevivir en el organismo altamente intoxicado. Es la fase de NEOPLASIA, y la aparición del cáncer.

TIPOS DE MEDICAMENTOS HOMOTÓXICOS

La Homotoxicología trabaja principalmente con dos tipos de medicamentos:
+
1.- MEDICAMENTOS COMPUESTOS, que a su vez se dividen en especialidades, homaccord y compositum:
+
– Especialidades 
Medicamentos compuestos con diferentes sustancias que suelen prescribirse según el diagnóstico clínico convencional. Un clásico ejemplo es el Traumeel para traumatismos, artrosis, artritis, etc.
+v+
– Medicamentos Homaccord
Sus componentes, uno de forma principal, están en potencias bajas, medias y altas. Suelen utilizarse en enfermedades crónicas. Debido a los acordes de potencia su efecto es más profundo y actúan a diferentes niveles orgánicos (incluso psíquico). Un ejemplo podría ser Gelsemium-Homaccord para migrañas, cefaleas, neuralgias, síndrome cervical, etc.
++
– Medicamentos Compositum
Son los más complejos por la multitud de sustancias que forman parte de su composición. Su orientación está dirigida a las fases celulares (impregnación, degeneración y neoplasia). Por ejemplo Discus compositum para problemas articulares, neurálgicos y reumáticos de la columna vertebral.
+
2.- MEDICAMENTOS SIMPLES 
Entre los más característicos de la homotoxicología están:
+
– Medicamentos de la homeopatía clásica
+
– Nosodes o bioterápicos
+
– Catalizadores

– Organopreparados-“suis” u organoterápicos

+

VENTAJAS E INCOVENIENTES DE LA HOMOTOXICOLOGÍA

La asombrosa rapidez y la alta efectividad de los medicamentos anti-homotóxicos, son sin duda sus principales ventajas, en todo lo que refiere al proceso físico de la enfermedad.

La falta de profundidad en las causas mentales y emocionales del enfermo y, consecuentemente, la frecuente ausencia de una curación permanente son, sin embargo, sus puntos flacos, tal y como ya hemos comentado al principio del artículo.

Pero hay más ventajas e inconvenientes:
+
Por un lado la Homotoxicología, con sus diluciones bajas, en la que existe una clara presencia de la sustancia, está permitiendo que la Homeopatía empiece a ser aceptada en aquellos sectores más escépticos del amplio mundo de los profesionales de la salud.
+
Pero por otro, cientos de médicos están prescribiendo Homotoxicología y ejerciendo como Homeópatas, sin un mínimo conocimiento de la Materia Médica y los fundamentos de la Homeopatía clásica, lo que puede llevar a un lento y silencioso ostracismo a esta disciplina, viéndose suplantada por la primera, y olvidándose de la curación profunda y permanente de los pacientes, que la Homeopatía clásica aporta.
+
Dado que cada día es más frecuente encontrar los medicamentos de Homotoxicología  en todas las farmacias, pueden resultar de gran utilidad para el paciente, en casos agudos y de urgencias (anginas inflamadas, lesión deportiva, etc.), cuando el no experto en homeopatía, busca la curación rápida sin recurrir a medicamentos convencionales cargados de efectos secundarios.
+
Pero debido a su precio, tres veces superior a un tubo de gránulos, ha llevado a muchas farmacias a no disponer de remedios de Homeopatía en gránulos,  mientras sí disponen de un arsenal de frascos de medicamentos de Homotoxicología, y en la mayoría de estos casos el farmacéutico, haciendo gala de su, lícito pero no loable, interés económico, tratará de vender estos últimos medicamentos que le reportan un mayor beneficio, en detrimento de la homeopatía clásica.
+
En definitiva que si bien la Homotoxicología, llamada Homeopatía de segunda generación, supone un enorme paso en el conocimiento y aceptación social de la medicina homeopática en general, no está tan claro que ello pueda contribuir a que la Homeopatía clásica ocupe el lugar que le corresponde en el sistema sanitario y en la atención médica.

CONCLUSIONES DEL EQUIPO DE ABC HOMEOPATÍA

Bienvenida toda homeoterapia que cure de forma rápida y suave, sin toxicidad ni efectos secundarios.
ooo
Bienvenida la Homotoxicología y sus efectos desintoxicadores sobre el  organismo, que la convierte en una herramienta importante para afrontar una curación completa.
ooo
Bienvenid@s aquellos que por el hecho de que la Homotoxicología se presente en bajas diluciones ven en esta terapia, aquello que no saben ver en la Homeopatía clásica.
ooo
Bienvenidas aquellas personas que ante síntomas agudos van a la farmacia y sustituyen el antiinflamatorio, analgésico o corticoide de turno, por un medicamento de Homotoxicología, sin necesidad de saber Homeopatía.
ooo
Bienvenidos todos aquellos profesionales de la salud que incorporen la Homeopatía en su práctica diaria, aunque sólo sea la de segunda generación.
ooo
Pero también queremos compartir nuestro convencimiento de que para que la curación, además de rápida y suave, sea profunda y permanente, debe abordar, además de los trastornos físicos, los desequilibrios mentales y emocionales que subyacen en cada uno de nosotros, y que en ésta visión completa del ser humano, no lo olvidemos, la Homeopatía clásica es, sin duda, la reina de todas las medicinas: cura de forma rápida, eficaz, suave, profunda, permanente  y además, barata.
+
Y no olvidemos que todas las terapias necesitan de un estilo de vida saludable, que incluye, en muchas ocasiones, modificar los hábitos cotidianos con una alimentación sana, un poco de ejercicio de forma regular, agua en abundancia y olvidarnos de bebidas artificiales, alcohol o café, así como del tabaco.
Información extraída, en parte, de www.saludbio.com
Si te ha gustado este artículo, seguro que te encantará este otro: Dr.Alberto Martí, cáncer, enfermedades, alimentación y homeopatía
Si buscas más información sobre Homeopatía visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

One Response to “Homotoxicología, homeopatía de segunda generación”

  • hugo santisteban aquino:

    ayuda mucho a analizar y a utilizar la medicina correcta

Leave a Reply

Desde dónde nos ven