ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    ¿Qué es la memoria del agua?

    La memoria del agua es uno de los principios en los que se basa la homeopatía.

    ¿Qué es la memoria del agua?

    La homeopatía se basa, entre otros principios, en la llamada “memoria del agua”.

    Cuando se prepara un medicamento homeopático, se extrae la Tintura Madre de la cepa  correspondiente y se somete a continuas diluciones y dinamizaciones; un proceso tras el cual los remedios finales, a partir de 5 ch, más o menos, ya no contienen ninguna molécula del remedio inicial, sencillamente las propiedades del remedio han sido almacenadas en las moléculas de agua que lo han contenido y traspasadas de unas a otras sucesivamente en el proceso de elaboración del medicamento.

    Lo cierto es que hasta ahora la ciencia sigue sin poder explicar este fenómeno con una teoría completa y aceptada en los círculos oficiales, y ello, ha sido uno de los motivos que han argumentado tradicionalmente los detractores de la homeopatía.

    Pero en la actualidad ya existen investigaciones que empiezan a respaldar la “memoria del agua” como explicamos en el artículo Nanopartículas y homeopatía.

    La prestigiosa publicación International Journal of Oncology también ha publicado estudios que demuestran que los remedios ultradiluidos en agua son claramente activos ante determinadas enfermedades.

    Por otro lado el naturópata japonés Masaru Emoto, ha realizado distintos experimentos cuyos resultados asombran y que podréis ver en el documental Los Secretos Ocultos del Agua, y que ponen en evidencia que, efectivamente, el agua tiene la propiedad de almacenar información en sus moléculas.

    En la primera parte de este interesante documental, nos encontramos con la afirmación más sorprendente que se ha realizado hasta la fecha de hoy en relación con la memoria del agua,  procedente de Masaru Emoto, naturopata japonés que afirmó que, sin lugar a dudas, había obtenido la prueba necesaria para demostrar la memoria del agua: la forma de los cristales que se crean con la congelación del agua, varia muchísimo según el origen de ésta, así como según los acontecimientos o contactos que haya tenido. Es decir, afirma que el agua es capaz de almacenar información, de recordar acontecimientos, y que ello puede hacerse visible con la ayuda de la fotografía microscópica sobre los cristales del hielo de las distintas aguas.

    La forma de los cristales de hielo cambian de acuerdo a la naturaleza de la información a la que se enfrenta el agua, las malas condiciones y la falta de armonía, dice Masaru Emoto, sólo pueden producir cristales feos como los que se pueden observar de las oscuras profundidades del río Ganges o  los del agua del grifo de Tokio, en cambio, el agua pura de los glaciares produce formas armónicas y de gran belleza.

    Masaru Emoto también comprobó que la música afecta al comportamiento del agua, y que la música clásica de Beethoven o Chopin, reflejando sus vibraciones sobre el agua modifica su estructura, creándose  bonitos, regulares y armónicos  cristales de hielo,  mientras que algunas de las músicas modernas, especialmente el heavy metal, produce inarmónicos diseños amorfos.

    Todo ello respalda la doctrina homeopática demostrando que efectivamente los remedios contienen las propiedades de las sustancias originales, a pesar de haber pasado continuas diluciones hasta no quedar moleculas de dichas sustancias.

    Pincha sobre el siguiente vínculo si quieres ver el documental relacionado con la memoria del agua, Los Secretos Ocultos del Aguahttp://www.tu.tv/videos/los-secretos-ocultos-del-agua

    Muy interesante y fascinante ver las fotografías de los distintos cristales, realizadas por Masaru Emoto.

    También el vídeo de 33 minutos Mensajes del Agua – Documental del Dr.Masaru Emoto:

    Si quieres más información sobre Masaru Emoto, accede a su web: http://www.masaru-emoto.net/index.html

    Quizás te interesa el artículo “Se ha encontrado la memoria del agua”

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    24 Comentarios

    1. Hola, me dedico al agua desde hace mucho tiempo, y aunque soy de formacion cientifica, siempre he sentido curiosidad por todas las teorias referentes a la “vitalidad, informacion….” Del agua. Ese valor intangible y dificilmente demostrable de supuestas propiedadesocultas en el agua. Respecto al señor Emoto, me gusta mucho lo que dice, pero no puedo evitar presentar mis dudas. El agua es capaz de disolver casai todas las moleculas que existen en el planeta, de manera que no vamos a encontrar jamas dos aguas iguales, por tanto ningun agua va a crear cristales iidenticos gual que otra. Evidentemente cuanto mas contaminada este, la cristalizacion sera mas amorfa. ningun secreto. El agua cristaliza diferente si le damos buena musica? Pues no se, pero la musica vibra i esto seguro que afecta de manera fisica a la cristalizacion. Tampoco veo nada extraordinario. Lo extraordinario viene cuando el señor emoto pone un papelito en el frasco de cristal que pone “love” y en otro pone “hate” , y suponiendo que ha hecho servir el mismo tipo de agua, esta cristaliza diferente. Que pasa?? El agua sabe leer??. Mi pregunta es, Porque nadie ha hecho estos mismos expimentos para ver si almente son verdad o no??? En principio si esto que le sucede al señor emoto se supone que le ha de pasar siempre al agua, deberia ourrirles a los demas tambien, no?.
      Aqui es donde empiezo a sospechar, y lamentablemente aunque su teoria me parece muy linda y demas, no puedo darle credibilidad alguna.

    2. Hola, soy un asiduo seguidor de vuestra página. Toda mi familia se ha tratado desde hace muchos años con distintas terapias naturales, comenzando con homeopatía, naturismo, acupuntura y terapia floral, especialidad que practico hace 25 años y que pude “comprender”, gracias a que antes conocí y experimenté la homeopatía.

      En estos temas no se trata de “creer”, es saber, o no saber.

      Como la terapia floral, es una prima de la homeopatía dado quen también se basa en lograr el equilibrio de la energía vital, y de hecho el Dr. Bach, fue homeopata, ha venido sufriendo los mismos ataques que su antecesora y sobre todo el trillado y exclusivo argumento del placebo, que parece ser el único de los escépticos, ya que no se les cae otra idea.

      Harto ya de escuchar tantas gansadas, en el año 2012, con motivo de participar en un congreso floral desarrollado en Santiago, Chile(yo resido en Argentina), escribí el presente artículo al que pueden acceder todos los interesados, en el link que les dejo, más abajo.

      Si bien habla de la terapia floral, hay extensas menciones a la homeopatía.

      En el mismo detallo una gran cantidad de ejemplos que sirven para derribar este argumento. Muestro investigaciones realizadas, y fundamentalmente, una perlita, que es, como funciona el cerebro de los escépticos, apoyado por los conocimientos que nos dan las neurociencias.

      Ahí podrán ver porque, a pesar de las explicaciones que se les brinde, ellos siempe miran para otro lado, o directamente no leen los trabajos publicados, o si los leen los interpretan como a ellos les parece. Y peor, aún, cuando analizan investigaciones que hicieron homeopatas y/o terapeutas florales, pero sin conocer ninguno de los fundamentos de estas disciplinas.

      Es como si quisiera ponerme a traducir un texto del chino, pero yo solo se hablar en francés. ¿Que será del resultado?.

      Se dice que esas experiencias no son replicadas en otros laboratorios. Por supuesto. Si no les interesa. Y además, si las fueran a replicar, primero debieran conocer a fondo la homeopatía y sus fundamentos (que no aceptan).

      Si hicieran eso, y recién ahí pudieran hacer la experiencia, los resultados hablarían por si solos. Es lo que le pasó al Dr. Constantino Hering, que formaba parte de una comisión médica, destinada a prohibir la homeopatía (en la época de Hahnemann).

      Con mucho criterio, ante de prohibirla en forma directa, a Hering se le ocurrió conocer sus fundamentos, y llegado un tiempo, viendo los innegables resultados que ella produce, dijo a la comisión que no podía cumplir la misión encomendada, pues se había transformado en médico homeopata.

      A el debemos la enunciación de las leyes de la curación homeopática, quizás, su más importante aporte.

      Les dejo entonces el artículo prometido.

      Un gran saludo y sigan adelante.

      Raúl.
      PD.: Solo a título de ejemplo: no tomo ningún medicamento alopático, desde hace por lo menos 25 años. (una o dos veces al año, alguna aspirina). El último antibiótico que tome, fue en 1994, por una caries, debido a que tenía que viajar al extranjero, y no deseaba tener que visitar al odontólogo durante mi viaje. Desde ese momento hasta hoy (actualmente tengo 60 años),ni antibióticos, ni nada.

      https://www.sugarsync.com/pf/D7328890_65829527_6674592

    3. Mi hermana tenía taquicardia cuando era niña. Mi madre la llevó a un montón de cardiólogos y nadie le encontraba la causa. Hasta que un día fueron al homeópata que le curó la taquicardia.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text