ABC HOMEOPATÍA

La homeopatía a tu alcance

¿Cómo descubrí la homeopatía?

Homeopatía, una medicina natural para descubrir.

Experiencia personas de una madre, actualmente practicante de Homeopatía

Hace quince años no sabía ni lo que era la homeopatía. Fue entonces cuando mi hija pequeña que tenía 9 meses pilló un  pequeño resfriado, que fue aumentando en mucosidad, hasta que de repente, le subió la temperatura, le bajo todo el moco a los bronquios y empezó a respirar con mucha dificultad.

En cuestión de media hora, la situación fue crítica, estaba a 39,5 de fiebre y nos dirigimos a toda prisa a Urgencias.

Cuando llegamos la niña estaba azulada y le pusieron una máscara con oxigeno, jarabe expectorante y broncodilatador, antibiótico y antipirético. Le dimos todo el tratamiento prescrito por el Pediatra y se puso bien.

Esta misma situación (síntomas, médico, tratamiento completo) se repitió en 10 ocasiones en el periodo de un año.

Al onceavo resfriado, antes de que se agravara, y tan cansada de la ineficacia de la medicina tradicional como asustada,  la llevé a un Médico Homeópata.

Tras un larguísimo interrogatorio y de ver  como jugaba la niña en su consulta, me recetó dos remedios. Tras administrárselos según sus indicaciones, el constipado no llegó a evolucionar y tal cual había llegado se fue.

Primero pensé que había sido una casualidad, pero a las pocas semanas, un pequeño moqueo, se le complicó de repente, subiéndole la fiebre y cargándosele el pecho.

Le administré los Remedios Homeopáticos y en pocas horas estaba remitiendo. Al día siguiente  estaba prácticamente bien y a los dos días no había rastro ni de la bronquitis ni del constipado.

Ante esta efectividad, y después de un año de angustias por la salud de mi hija,  quede tan impresionada y fascinada con los resultados obtenidos, que tan sólo podía pensar en una cosa:

¿Qué es y cómo diantres funciona la Homeopatía y sus gránulos?.

Compré un libro, y después otro, y tras leerlos me preparé resúmenes. Y seguí leyendo libros. Así fui tratando otras pequeñas dolencias de mi familia.

Siempre tomando nota de todos los datos: síntomas  características, tratamiento y resultados obtenidos.

Descubrí los Tipos Constitucionales y eso aportó a mi familia un mejor conocimiento de qué hábitos y comportamientos debemos cambiar para tener una mejor convivencia y calidad de vida.

Y, desde luego, un mejor estado de salud.

Desde entonces trato a mi familia y amigos cercanos, y no hay un día que no me sienta afortunada por haber descubierto esta medicina holística con la que obtenemos muy buenos resultados.

Viviana de Sans, estudiante y practicante de homeopatía desde hace 15 años, y coordinadora de esta web.

Marzo 2.010.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

It is main inner container footer text