ABC HOMEOPATÍA

La homeopatía a tu alcance

Mezereum, emociones sentidas en el estómago

Mezereum es un medicamento de homeopatía que se extrae de la planta Daphne Mezereum.

Tipología

Mezereum tiene un síntoma singular que ayuda a identificar que es el remedio adecuado:

Todas las emociones parecen salir del estómago o sentirse en él. Especialmente el miedo, la aprensión, las malas noticias, las sorpresas, y las siente como un vacío, como si esperara una noticia muy desagradable.

La o el paciente puede mostrar indiferencia a todo y a todos a su alrededor, no quiere hablar. Se muestra indeciso e incapaz de trabajar.

Frecuentemente vemos en Mezereum una persona hipocondríaca, melancólica, con creencias o búsquedas religiosas. Gran depresión con llanto. Confusión, como si estuviera intoxicada.

Otra característica de Mezereum son los trastornos por erupciones suprimidas: cuando eliminamos erupciones en la piel con pomadas u otros medicamentos, al desaparecer las erupciones aparecen todo tipo de síntomas en ojos, oídos, cabeza o dolores varios. Por el contrario, cuando aparecen las erupciones cutáneas, desaparecen el resto de síntomas.

Sus campos de acción principales son la piel y los senos maxilares que son esos huecos en los huesos de la cara entre la nariz y los ojos.

El Dr. Didier Grandgeorge, en su libro El Remedio Homeopático, lo que la dolencia nos dice, explica que los senos maxilares son órganos huecos de la cara sensibles al magnetismo ambiental, y que, por ejemplo en los pájaros, les permite orientarse en el espacio, para sus migraciones.

Así expone, el gran Homeópata Grandgeorge, que cuando los distintos síntomas aparecen tras una mudanza, un viaje o un traslado importante, de forma simbólica, la persona Mezereum “bloqueará sus senos maxilares y perderá el norte”.

Síntomas y dolencias particulares

  • La piel es el principal campo de acción de Mezereum. Picor y escozor intensísimos, intolerables, incluso si no hay una lesión visible, peor de noche y por el calor de la cama. Picores que cambian de sitio después de rascarse y se rasca hasta que la piel está en carne viva e hinchada, con gran ardor posterior. Erupciones que pican, peor de noche y por el calor, con líquido que se convierte en costras con pus fétido e irritante Eczema. Herpes zoster. Ulceraciones. Forúnculos. Manchas marrones, hepáticas. Descamación de la piel, que es sensible al tacto. Ardor en la piel por los sudores.
  • Afecciones de los huesos, especialmente de los huesos largos, que están inflamados e hinchados, con dolores nocturnos ardientes que van de arriba abajo.
  • Dolores de varias clases, con escalofríos o estremecimientos y sensibilidad al aire frío. Neuralgias. Dolores ardientes.
  • Vértigo que lo hace caer a un costado, y ve chispas.
  • Dolor de cabeza violento. Dolor en los huesos del cráneo, a veces con caries óseas e hinchazón, y gran sensibilidad hasta del pelo al tacto. Erupciones que pican en el cuero cabelludo. Caída del cabello a puñados.
  • Problemas en los ojos. Inflamados, enrojecidos y gran sequedad. Fuerte tendencia a parpadear. Sacudidas en los músculos alrededor de los ojos, especialmente en el párpado superior izquierdo, que a veces se contrae espasmódicamente. Dolor en los ojos. Miopía, presbicia.
  • Problemas en los oídos. Siente como si los oídos estuvieran muy abiertos y como si el aire penetrara en los conductos auditivos.
  • Las afecciones en los senos maxilares es otro de los puntos fuertes de Mezereum: sinusitis e infecciones, frecuentes estornudos y mucosidad líquida y amarillenta, que hace arder el labio superior. Falta de olfato. Sacudidas visibles en la raíz de la nariz. Especialmente útil en sinusitis que afectan a ambas fosas maxilares (no la frontal que se ubica entre los ojos)
  • Neuralgia facial, dolor en la cara, tan violento que el paciente no puede lavarse, lo aturde, y se agrava de noche, por el movimiento, al hablar y por el calor de la cama y mejora por la presión y estando quieto en una habitación oscura. El dolor es tan agudo que produce lagrimeo y se extiende al oído, ojo, sien, dientes, cuello y hasta el hombro. Dolores quemantes en los huesos de la cara entre la nariz y los ojos. Cara gris, terrosa, o pálida, o caliente y roja. Sacudidas dolorosas en los músculos de la mejilla derecha. Dolores que aparecen por la supresión de una erupción. Forúnculos en la cara. Picor en la cara constantemente, que lleva a rascarse hasta dejar la piel en carne viva. Costras alrededor de la boca, como de miel.
  • Dientes con caries que se hacen rápidamente, con dolores de todo tipo, peor de noche, al tocarlos con la lengua y por el movimiento o con los escalofríos al anochecer, mejor con la boca abierta y aspirando aire frío. Sensación de dientes muy largos. Piorrea.
  • Vesículas ardientes en la boca. Lengua hinchada, sale de la boca; en carne viva. Ardor intenso en boca y mejor aspirando aire frío. exceso de salivación.
  • Hambre aumentada a mediodía, o exagerada a la tarde y a la noche. O todo lo contrario: anorexia. Ardor gástrico, mejor comiendo.
  • Estreñimiento con heces de color marrón oscuro, nudosas, como pelotas duras, con gran esfuerzo. Heces blandas, marrones o verdosas. Diarrea violenta con cólicos intolerables. Dolores desgarrantes, tironeantes o ardientes en el ano. Cosquilleo anal y escalofríos antes y después de defecar. Picor anal.
  • Picor y dolor en el pene. Erecciones violentas con deseo sexual aumentado.
  • En las mujeres flujo crónico, como clara de huevo, muy irritante. Menstruaciones muy frecuentes y prolongadas o bien escasas o suprimidas.
  • Dolores en los hombros y axilas, especialmente en el lado derecho. Manos frías; sin fuerza en los dedos, no puede sostener nada. Temblor en la mano derecha.

Características generales

  • Deseo de jamón gordo, de grasas, de bebidas frías, de café, de vino. Aversión a la carne.
  • La agravación o aparición de síntomas suele tener lugar por el frío y la humedad. Empeora o aparecen síntomas por viajes y cambios de ubicación, también por cambios bruscos de tiempo. Con el calor de forma general. Al anochecer o de noche. También empeoran los síntomas por el tacto y la presión.
  • Mejor al aire libre y lo desea.

Más información

Los remedios complementarios de Mezereum son Sulphur y Syphilinum.

Lee Cómo se toma para saber qué formato, dilución (7 ch, 9 ch, 15 ch, 30 ch o 200 ch) frecuencia y cantidad es la adecuada en cada caso. Es importante que sea tu profesional de la salud homeópata quien prescriba el tratamiento adecuado a cada paciente, de forma individualizada.

Si quieres más información sobre mezereum búscalo en Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO. de ABC Homeopatía.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 5)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
It is main inner container footer text