ABC HOMEOPATÍA

La homeopatía a tu alcance

Stannum Metallicum, la debilidad

Stannum Metallicum es un remedio de Homeopatía que se extrae del estaño.

Propiedades de Stannum Metallicum

Stannum Metallicum es un remedio de Homeopatía cuyo principal punto de acción es el pecho y el aparato respiratorio, entre otras dolencias.

Pero la característica absolutamente predominante en Stannum es la debilidad, especialmente en el pecho. Se agota por cualquier esfuerzo, por mínimo que sea.

Stannum Metallicum tiene un síntoma singular: duerme con una pierna levantada, la otra en extensión.

Tipología

Stannum Metallicum se presenta en la consulta con un estado de tristeza durante el día, con ansiedad. Siente como si quisiera llorar constantemente, pero el llanto la agrava.

El paciente se siente desesperado, desalentado, no sabe que hacer consigo mismo. Desea la soledad. Se muestra angustiado, agitado. Miedo a la gente, a los hombres.

La principal característica, absolutamente predominante de Stannum es la debilidad, que muestra desde en todo momento, Se deja caer en la silla, relata desmayos subiendo escaleras. Es una debilidad absoluta que se siente a la altura del pecho.

Síntomas y dolencias particulares

  • El pecho y los órganos respiratorios representan el punto de máxima acción de Stannum. Catarro de garganta. Ronquera peor al comenzar a cantar o hablar, con sensación de debilidad en el pecho. Sensación de herida en la garganta con dolor como en carne viva, peor al toser. El gran síntoma clave de Stannum es una intensa sensación de vacío o debilidad en el pecho que aparece o se agrava al hablar, por toser, al comenzar a cantar, y después de expectorar, y que le impide hablar o toser.
  • Tos que aparece y desaparece bruscamente, profunda, cavernosa, violenta, agotadora, corta, áspera, por cosquilleo en el pecho. Tos floja de mañana, seca al anochecer.
  • Expectoración de mucosidades antes de mediodía especialmente, copiosa, mucosa, sanguinolenta, como bolita.
  • Dificultad para respirar que empeora al anochecer y de noche, ascendiendo, por esfuerzos, por el movimiento, con la tos y caminando, o acostado. Asma cuando los ataques aumentan y decrecen gradualmente. Silbidos en el pecho. Puntadas y dolores cortantes o ardientes en el la parte izquierda del pecho, al inspirar, acostado del lado derecho.
  • Gran pesadez y debilidad paralítica en los miembros, brazos y piernas. Debilidad muscular, peor por el menor movimiento. Se le doblan las rodillas cuando camina o sube escaleras. Hinchazón de manos, tobillos y pies al anochecer. Gran inquietud en los miembros. Calambres en los dedos al escribir. Se le caen las cosas de las manos. Debilidad y temblor en las manos.
  • Sabañones. Puntadas en la punta de los dedos.
  • Dolores, especialmente en los nervios, neuralgias, que aparecen (o aumentan) y desaparecen (o van disminuyendo) lenta y gradualmente, frecuentemente siguiendo el curso del sol. Mejoran por la presión fuerte.
  • Excesivo adelgazamiento.
  • Vértigo, peor al sentarse. Ve alejarse los objetos.
  • Dolor de cabeza que aparece y aumenta gradualmente en intensidad, hasta alcanzar un máximo, y luego va decreciendo con igual lentitud, de modo que los períodos de aumento y disminución, hasta su desaparición, tienen igual duración. A menudo con náuseas y arcadas. Se siente la cabeza como comprimida por una banda o vendaje apretado. Dolor de cabeza frontal más sobre el ojo izquierdo (con lagrimeo) y de mañana, peor por toser, al agacharse y en reposo, mejor por el movimiento y al aire libre.
  • Digestión lenta, débil. Los alimentos tienen gusto amargo. Aumento de la sed y el apetito. No puede comer porque el olor de los alimentos que se cocinan o cocinados le repugna, provocándole náuseas y vómitos. Eructos o regurgitaciones agrias, amargas o con gusto a huevos podridos. Hipo frecuente.
  • Estreñimiento habitual o “de los lunes” (Hering), después de los días de descanso, con deseos frecuentes de ir de vientre pero que resultan ineficaces, aún con heces blandas, pero generalmente son duras, secas, nudosas, o escasas y verdosas.
  • Diarrea violenta con heces mucosanguinolentas.
  • Hemorroides dolorosas al tacto. Pinchazos y ardor en el ano después de defecar. Picor constante. Parasitosis intestinales.
  • Deseos sexuales alimentados en la mujer, orgasmo fácil.
  • Menstruaciones adelantadas y muy abundantes, pero antes con episodios de ansiedad y tristeza desde una semana antes.
  • Escalofríos y estremecimientos a la mañana, con manos frías y la punta de los dedos dormidas. Escalofríos cada mañana a las 10, o al anochecer, con castañeteo de dientes violento.
  • Fiebre que aparece por la tarde, de 16 a 17 horas, con sudores. Sudores de olor mohoso. Sudores abundantes y debilitantes nocturnos o de mañana, o por el menor esfuerzo.

Características generales

  • Empeora por el tacto incluso en reposo o acostado. Empeora sobre el lado derecho, por el movimiento, usando la voz (hablar, cantar, reir), por bebidas calientes o yendo de vientre.
  • Mejora acostado de espaldas, por aflojarse la ropa o por la presión fuerte. También mejora al toser.
  • Aversión a la cerveza, a la leche, a la leche de la madre.

Más información sobre Stannum Metallicum

Stannum Metallicum es un semipolicresto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar muchas otras dolencias.

Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución (7 ch, 9 ch, 15 ch, 30 ch o 200 ch), frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

Si quieres más información sobre Stannum Metallicum visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
It is main inner container footer text