ABC HOMEOPATÍA

La homeopatía a tu alcance

Natrum Carbonicum, todo esfuerzo le agrava

Natrum Carbonicum se extrae del Carbonato de Sodio.

Propiedades de Natrum Carbonicum

Natrum Carbonicum es un remedio de Homeopatía, recogido en nuestra Materia Médica utilizado para múltiples síntomas. Sirve especialmente para trastornos digestivos de varios tipos.

Sin embargo es la agravación por el trabajo mental, por cualquier necesidad de concentración, y también por el ejercicio físico, lo que nos indicara Natrum Carbonicum si coincide el resto del cuadro.

Tipología

La persona Natrum Carbonicum cuando está en desequilibrio presenta una personalidad tímida, miedosa, triste, incluso deprimida y con ideas suicidas, sobre todo cuando escucha música. Está descontenta, pero también puede estar alegre, feliz, de buen humor. Puede alternar tristeza con risa. Normalmente se presenta llena de preocupaciones.

El menor esfuerzo mental le agrava, le parece imposible hacerlo, lo agota enseguida y se siente incapaz de pensar, se confunde, está como aturdida.

No puede concentrarse ni estudiar o leer y su memoria es mala, y especialmente olvida lo que acaba de leer, lo que representa un serio problema en jóvenes estudiantes, a quienes Natrum Carbonicum suele sentarles muy bien, cuando coincide el resto del cuadro.

Puede llegar a coger manía o aversión a algunos miembros de su familia y hasta a la compañía de amigos íntimos, o bien se transforma en una total indiferencia a su parientes o a sus propios hijos. Todo esto puede llevarlo a sentirse y a vivir apartado de su familia y puede llegar a sentirse abandonada.

Está mejor solo, desea la soledad pero, al mismo tiempo, tiene miedo de estar solo.

Son personas hipersensibles a la música que puede provocar la aparición o agravación de síntomas mentales (y, a veces también físicos), especialmente si toca u oye tocar piano: ansiedad, miedo, temblores, inquietud, tristeza o llanto, agotamiento y hasta ideas de suicidio sólo con escucharla.

Las cosas o historias horribles lo afectan y lo excitan.

En ocasiones puede mostrarse irritable, violento por pequeñeces, rencoroso o vengativo. Habla violentamente. Tiene deseos de golpear, y puede llegar a hacerlo en ataques de ira. No tolera que lo contradigan.

Síntomas y dolencias particulares

  • Marcada debilidad o cansancio que se acentúa o aparece por el menor esfuerzo físico o mental, y por el calor del sol o del verano. Efectos prolongados o crónicos de una insolación. Se deja caer después de un paseo.
  • Vértigo por esfuerzos mentales, en una habitación calurosa, por el sol y el calor, y por beber vino.
  • Dolores de cabeza que aparecen o se agravan por esfuerzos mentales aún mínimos, por exponerse al sol. Sensación de estallido frontal. Siente la cabeza muy grande.
  • Abundante caída de cabello.
  • Ardor o dolor en los ojos al leer o escribir. Puntadas en los ojos de dentro afuera. Pesadez e hinchazón de los párpados, con dificultad para abrirlos. Ve turbio y se enjuga los ojos constantemente. Problemas oculares y visuales.
  • Dolor de oído, con puntadas. Sensación de oído tapado. Gran sensibilidad a los ruidos. Ruidos en los oídos (tintineo, zumbidos, estallido de burbujas, rugidos y latidos). Sequedad y calor en los oídos. Sordera.
  • Nariz roja con hinchazón, gran sensibilidad y granitos. Obstrucción nasal que se acentúa de noche. Violentos estornudos a la menor corriente de aire. Heridas, úlceras, dentro de la nariz. Mucosidad nasal espesa, verdosa o amarillenta, dura y maloliente.
  • Cara pálida, con ojeras y párpados hinchados, o roja y caliente o alternativamente roja y pálida. Pecas. Picor y erupciones húmedas alrededor de la boca y en la nariz. Manchas amarillas en la frente y labio superior. Labios hinchados, más el superior. Labio inferior cortado, y arde.
  • Aftas en niños nerviosos. Boca seca. Vesículas con ardor, en la boca, en el borde derecho de la lengua. Ardor en la punta de la lengua, como si la tuviera agrietada. Gusto amargo (los alimentos tienen gusto amargo), metálico o acido.
  • Tartamudez.
  • Tos seca y violenta al entrar del frío exterior a una habitación caldeada, con ardor en el pecho. Tos por cosquilleo en la garganta. Expectoración verdosa y maloliente. Dificultad para respirar. Dolores o presión o tensión en el pecho. Frío en el lado izquierdo del pecho.
  • Violenta sed de agua fría, con malestar después. Hambre voraz a las 5 y a las 11 horas o a las 23 horas, lo hace levantarse de la cama para comer.
  • Digestión difícil, gran debilidad de la digestión, con mal humor, por cualquier por saltarse la alimentación habitual. Sensación de piedra en el estómago. Ardores de estómago por comer grasas. Regurgitaciones mientras come y después. Arcadas de mañana, sin vómitos. Hipo después de comer. Muchos gases. Dolores en el vientre, de noche o al despertar a la mañana
  • Náuseas en una habitación calurosa, mejor después de comer.
  • Diarrea por leche. Diarrea con deseos muy urgentes e imperiosos, con heces amarillentas, conteniendo una sustancia amarilla como pulpa de naranja con manchitas de sangre, explosivas, en chorro, seguidas de ardor y dolor en el recto y ano, y gran debilidad.
  • Estreñimiento con heces duras, como de cordero, difíciles de evacuar. Picor y cosquilleo en el ano.
  • Orina con olor a orina de caballo, o ácida. Dolor ardiente en la uretra durante la micción y después, y especialmente al terminar de orinar. Escapes de pipís nocturnos.
  • Debilidad en las articulaciones, especialmente en la del tobillo, sobre todo al caminar; con gran tendencia a las torceduras y lesiones. Manos frías, heladas. Pies fríos, peor por el trabajo mental. La planta del pie duele, peor si camina. Puntadas en las piernas que mejoran comiendo. Picores en brazos y piernas, mejor por el rascado.
  • Verrugas en las manos.
  • Piel seca, áspera que arde cuando suda. Úlceras hinchadas y rojas. Picores como por pulgas, que mejora por el rascado. Sarna. Erupciones sobre las articulaciones. Herpes. Verrugas dolorosas al tocarlas.
  • Deseo sexual aumentado, con erecciones y eyaculaciones continuas y dolorosas. También por la noche con sueños eróticos. Erección incompleta, con eyaculación precoz o eyaculaciones sin erección.
  • Menstruaciones adelantadas o retrasadas, escasas. Irritación en la vulva, entre los muslos. Flujo espeso, abundante, irritante, amarillento y maloliente.
  • Violentas palpitaciones que aparecen o se agravan de noche o al subir escaleras ó después de comer o por cualquier ruido extraño, peor si se acuesta del lado izquierdo.
  • Fiebre con manos y pies fríos y mejillas calientes, o viceversa. Siempre sin sed. Escalofríos peor de mañana. Calor con sudores en todo el cuerpo.
  • Miedo a las tormentas, a la desgracia, al mal, a los ladrones, en una multitud, a tomar frío, a las enfermedades. Hipocondriaco, después de comer. Se asusta muy fácilmente. Tiene sobresaltos fáciles, especialmente por sustos o por ruidos.
  • Ansiedad después de comer, por el futuro, por los dolores, antes y durante una tormenta o por tocar el piano.

Características generales

  • Aversión a la leche, al café, a las grasas, a la carne.
  • Deseo de dulces, cerveza, pan, bebidas frías, patatas.
  • Empeora todos sus síntomas por el trabajo mental, físico, por exposición al sol, por el calor.
  • Mejora comiendo, por la presión, por el movimiento, rascándose.

Más información sobre Natrum Carbonicum

Natrum Carbonicum es un semipolicresto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar muchas otras dolencias.

Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución (7 ch, 9 ch, 15 ch, 30 ch o 200 ch), frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

Si quieres más información sobre Natrum Carbonicum visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 3.7)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
It is main inner container footer text