ABC Homeopatía +++
Si te ha sido útil ABC Homeopatía quizás quieras hacer una donación:

Si te gusta, comparte

Nux Moschata, desmayos, somnolencia y escalofríos

Nux Moschata se extrae de la conocida especie culinaria nuez moscada, grano del árbol Myristica fragans.

TIPOLOGÍA

El paciente Nux Moschata suele presentar un marcado estado de confusión mental, acompañado generalmente de una intensa somnolencia. Está como intoxicado, como en un sueño,  se pierde en calles bien conocidas, siente que el tiempo pasa muy lentamente. Le cuesta mucho concentrarse,  porque sus pensamientos o ideas son erráticos. Está absorto en sus pensamientos, distraído.

Tiene serios problemas de memoria, olvida lo que acaba de hacer o lo que está por hacer, lo que está por decir o escribir. No reconoce calles o lugares muy conocidos.

Puede presentar una conducta o actitud extraña o ridícula: se ríe, hace gestos raros, todo le parece cómico, ridículo o grotesco y se ríe de cosas serias. Alterna risa y llanto, o alegría y tristeza o vivacidad y calma. Es bromista aunque a veces su comportamiento llega a ser infantil.

Tendencia a sentirse mal a cada instante, por la menor fatiga con emoción y palpitaciones. Son personas con hipersensibilidad.

SÍNTOMAS Y DOLENCIAS PARTICULARES 

–  Debilidad con acentuada tendencia a los desmayos: al ver sangre, en una habitación llena de gente, por excitaciones, antes y durante las menstruaciones, por los dolores, durante las palpitaciones, estando parado o durante y después de defecar.

– Náuseas por el movimiento de vehículo, o al levantar la cabeza de la almohada o con el dolor de cabeza.

– Gran somnolencia acompañando a todos los síntomas. Se sobresalta en sueños como por un shock eléctrico, pero no siempre se despierta. Sueña que cae de sitios altos o que es perseguido. Sueño muy profundo, sobre todo durante la menstruación.

– Los escalofríos son, junto con la somnolencia y los desmayos, síntomas clave y predominantes de Nux Moschata. Frecuentes accesos de escalofríos acompañados de somnolencia, especialmente al aire libre, en tiempo frío y húmedo, al destaparse y de tarde, con inmediata mejoría en una habitación calurosa o por el calor externo.

Sequedad extrema en la boca y lengua, a tal punto que la lengua está adherida o pegada al paladar, sobre todo al anochecer y de noche. Saliva espesa. Aliento fétido. Lengua blanca. Gusto salado o a tiza. Lengua dormida.

Aftas en niños.

Ausencia de sed, o mas bien con aversión al agua. También puede presentar sed excesiva (no alcanza a beber bastante).

Trastornos digestivos. Hambre excesiva. Digestión lenta. Distensión excesiva del estómago y del abdomen durante las comidas e inmediatamente después. Todo lo que come parece convertirse en gas y le provoca dolor de cabeza. Eructos ácidos. Presión y calor en el estómago, dolores ardientes. Calambres gástricos.

Estreñimiento con heces muy difíciles de evacuar aunque sean blandas.

– Violenta diarrea, con calambres en todo el vientre, y desmayos mientras defeca y después. Las heces son pútridas y sanguinolentas, o con alimentos indigeridos o como huevos revueltos, o blancas y fétidas. Después de haber bebido algo frío.

– Adormecimiento y dolor ardiente en el ano, peor de noche: con hemorroides que descargan mucosidades.

Ronquera repentina después o mientras camina contra el viento.

Tos cuando entra en calor en la cama o trabajando, con gran dolor en el pecho y el cuello. La tos es floja después de comer, y seca después de beber.

Dificultad respiratoria, asma histérico. Sensación de tener una piedra sobre el pecho. Ardores, puntadas y opresión en el pecho.

Dolores reumáticos erráticos por exponerse a corrientes de aire estando acalorado o en tiempo frío y húmedo, que empeora con el movimiento y mejorar por el calor externo o por abrigarse mucho. Reumatismo en el hombro izquierdo. Dolor en el deltoides izquierdo, músculo que va de la nuca al hombro.

Manos y pies fríos, helados. Sabañones.

Dolor en la rodilla, peor al moverla o subir escaleras. Calambres en las pantorrillas antes de dormirse. Debilidad en las piernas.

– Adormecimiento en las extremidades.

Plantas de los pies siempre húmedas.

Menstruaciones irregulares en su aparición, con dolores como que tiran hacia abajo y con sangre espesa y oscura.

– Náuseas y vómitos en el embarazo.  Indigestión durante el embarazo.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

– Tiene una tendencia invencible al sueño, una somnolencia irresistible. Esta somnolencia acompaña a todos los trastornos, o estos provocan la somnolencia.

Empeora, o incluso aparecen los síntomas, por el tiempo frío y húmedo, o ventoso, con todo tipo de esfuerzos y con las emociones.

Mejora con el calor, ya sea tiempo seco y caluroso, en una habitación caldeada o abrigándose mucho.

Nux Moschata presenta el siguiente síntoma singular:  sensación de tener dos cabezas. Sensación de tener la cabeza tan pesada, que la sostiene con sus dos manos.

Nux Moschata es un semipolicreto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar también otras dolencias.

Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución, frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

Si quieres más información sobre nux moschata homeopatia búscalo en Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO de ABC Homeopatía.

One Response to “Nux Moschata, desmayos, somnolencia y escalofríos”

  • Calambres gastricos | Florica:

    […] Nux Moschata, desmayos, somnolencia y escalofríos | ABC … […]

Leave a Reply

Desde dónde nos ven