ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    Ignatia, una pena pendiente de ser llorada

    Se obtiene del haba de San Ignacio.

    TIPOLOGÍA

    Con Ignatia nos encontramos a personas hipersensibles y muy emotivas, que tras un disgusto (pérdida, separación, desengaño amoroso, etc.) no logran exteriorizarlo, empezando a padecer varios síntomas, a menudo, cambiantes.

    Cambios de humor repentinos e imprevistos, que les lleva de las risas histéricas al llanto lastimoso, con la sensación de tener una bola, un nudo en la garganta.

    Continuos suspiros y bostezos.

    Pueden ser personas con trastornos obsesivo-compulsivo y muy celosas.

    Ignatia es un remedio muy adecuado para mujeres románticas que coinciden con el resto del cuadro.

    SÍNTOMAS Y DOLENCIAS PARTICULARES

    Dolor de cabeza causado por estrés emocional o tensión, que se percibe como un clavo en uno de los lados del cráneo. A veces son dolores repentinos y que pasan al cabo de un momento.

    Tos y dolor de garganta. Anginas.

    Insomnio, por obsesión con los problemas o penas sufridas.

    Nudo en la garganta, como una bola que les aprieta el pecho.

    Problemas digestivos. Diarrea. Eructos agrios o con sabor amargo.

    Calambres en brazos y piernas.

    Estrés, agotamiento por exceso de trabajo.

    Depresión que nace de un gran disgusto, pena o desengaño.

    Tics nerviosos en la cara por estados de ansiedad.

    Hipocóndria.

    CARACTERÍSTICAS GENERALES

    Mejora con el calor, el sol y el cambio de postura. También con las distracciones.

    Empeora  con las emociones o las penas. Con los olores intensos (tabaco, cafe o perfume). Empeora también con el consuelo y hacia las 11 de la mañana.

    – Sienten un vacio en la boca del estómago hacia las 11 de la mañana, que les mejora comiendo.

    Antojos de comidas raras cuando se está enfermo.

    – Ignatia sufre varios síntomas, alternando unos y otros de forma repetida.

    Ignatia es un semipolicresto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar muchas otras dolencias.

    Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución, frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

    Quizás te interesa ver Niño Tipo Ignatia

    Si quieres más información sobre ignatia visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    99 Comentarios

    1. Mi tía toma Ignatia al 200 cuando tiene una pena o una tristeza pero se la conseguí sin ser diluida y no se cuantas gotas le puedan dar aki donde vivo no hay homeópatas ya k es un público contesten me por favor

    2. Hola,
      hace muchos años, debido a que un hijo mio no se curaba de una otitis, un medico homeópata me indico a mi (por telefono, preguntándome solo el color de pelo y ojos mios)ignatia 30, 10gl, creo que en una única toma. no solo mi hijo mejoro sino que deje de fumar sin siquiera proponermelo(lo hacia desde los 14 años). Ahora estoy atravesando algunas dificultades como insomnio, cambios de humor, dolor de cabeza y problemas digestivos, y soy morocha de ojos verdes claros, y siempre supuse que la ignatia es mi medicamento y quisiera probar tomarlo nuevamente, en que dosis y frecuencia debería tomarlo?
      desde ya muchas gracias

    3. Buenas tardes! Estoy en tratamiento homeopático desde hace tiempo, tomé natrum, y ahora magnesia muriatica 1000,eh mejorado mucho, de a poco pero se notan cambios ahora estoy pasando por un tema complicado familiar y la doctora me dio una microdosis de ignatia 1000, mi pregunta es para que utilizan las microdosis y si notare algun cambio reciente! Gracias! Saludos Mar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text