ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    ¿Te informas o vacunas?

    Visión de una enfermera homeópata en consulta de pediatría, respecto a la vacunación

    Mariana Homeópata
    Mariana Fuksbrauner es enfermera y homeópata unicista.

    Compartimos hoy un estupendo artículo de la enfermera y homeópata Mariana Fuksbrauner sobre la necesidad de que los padres se impliquen activamente en el cuidado de la salud de sus hijos, haciendo hincapié en la falta de información que acompaña al proceso de vacunación:

    “Hace varios años que trabajo como enfermera pediátrica en un centro médico privado de Barcelona. Mi suerte es trabajar junto a una Doctora que también es homeópata.

    Nuestro objetivo es tratar a los niños holísticamente, respetándolos como individuales y dejando atrás protocolos que no llevan más que al desequilibrio de los más pequeños.

    Además de proporcionar información y otra opción sobre la vacunación, ofrecemos tratamientos totalmente naturales (homeopatía, fitoterapia, oligoterapia) a los que responden rápida y eficazmente evitando supresiones y efectos secundarios por medicamentos alopáticos.

    En estos años he visto los efectos que las vacunas provocan en los niños, pero también he visto como influye en los padres la visión sobre las mismas una vez han recibido información sobre sus efectos secundarios y complicaciones.

    Para empezar, cuando una familia entra a consulta con su bebé -sobre todo los primerizos- no tienen prácticamente idea de lo que tienen que hacer respecto a la salud de su hijo, por lo que dejan en manos del médico y enfermera una responsabilidad que todo padre debería tener como propia.

    Lamentablemente la sociedad nos ha educado en la idea que solo los profesionales de la salud tienen la verdad sobre qué hacer con nuestra salud y la de nuestros hijos, dejando de lado el instinto, el sentido común y la razón.

    Hay un tema que en las primeras visitas siempre les preocupa, y es el de las vacunas. Lo único que tienen claro al salir del hospital, tras el nacimiento, es que a los dos meses deben comenzar a vacunar a su hijo. Y remarco deben ya que creen que es una obligación, nadie les ha avisado que las vacunas -por suerte en España- no son obligatorias, simplemente recomendadas.

    Les explicamos esto y les facilitamos información sencilla, bien explicada y de fuentes fidedignas sobre los posibles efectos secundarios.

    A la siguiente visita algunos padres siguen incrédulos ante lo que acaban de leer, pero la mayoría se ponen a reflexionar si realmente es necesario todo ese cargamento vacunal en un cuerpo tan pequeño, tan necesitado de cuidado y tan inmaduro.

    Damos a entender que las vacunas son responsabilidad de ellos, y que es decisión suya y no del estado (puesto que son los más interesados en venderlas y en que sean puestas en todos los niños) o del médico. Aquí comienza un cambio importante en los padres.

    Con esta reflexión la mayoría de ellos deciden retrasarlas, ponerlas de una en una y en cuanto ven reacciones adversas deciden parar, atrasarlas más o dejarlas.

    Lo curioso es que a medida que pasan los meses son más conscientes de cómo le afecta al niño y los cambios que las vacunas provocan en él.

    Creo que en la información esta la clave del cambio.

    Nadie les había hablado jamás de los peligros, de las consecuencias, ni les habían dado la libertad de optar.

    En el caso de las familias que ya vienen con la idea de no vacunar están muy bien informadas sobre sus peligros y han hecho un juicio sobre pros y contras, además suelen ser padres no vacunados o con familia cercana que no lo está.

    Y, “curiosamente”, son los niños más sanos de nuestra consulta y del colegio.

    Con este artículo no pretendo incentivar a la gente a la no vacunación (aunque yo particularmente no estoy a favor de hacerlo) sino que cada familia coja las riendas de la salud de sus hijos (y de ellos mismos), ya que todos tienen derecho a la información y a decidir lo que crean más conveniente para su salud.

    Por eso animo a todos los padres a que antes de vacunar os informéis y  decidáis bajo vuestro propio criterio y sentido común.”

    Mariana Fuksbrauner Soufer, enfermera y homeópata unicista. Barcelona.

    Si quieres más información para valorar el proceso de vacunación indaga en Homeopatía por un tubo, el Buscador Homeopático

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    13 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text