ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    Homeopatía y sus detractores

    HOMEOPATÍA Y SUS DETRACTORES

    Aquello que los escépticos detractores de la homeopatía piensan sobre quienes la usamos y confiamos en ella…. eso está a la orden del día. Recientemente se ha estrenado una nueva web,  queeslahomeopatia.com, cuyo único objetivo es poner sobre el tapete todos los argumentos que históricamente han ondeado los detractores de esta terapéutica.

    Pero, ¿Qué pensamos los usuarios de homeopatía sobre quienes se dedican a criticarla duramente e incluso se movilizan y trabajan en contra de ella?

    Pues lo primero de todo es que qué pena que no tengan algo positivo y productivo a lo que dedicar su vida y que, más allá de la opinión que tengan, tan válida cómo cualquier otra, dediquen tanto tiempo de su existencia a atacar e intentar desprestigiar una terapia que ha curado y cura a millones de personas en este planeta, que está integrada en los sistemas sanitarios de varios países y cuyos medicamentos se venden en farmacias.

    También pensamos que, en lo que se refiere a cómo actúa la homeopatía en el organismo, con la ciencia y la tecnología hay que tener la mente abierta y dispuesta a considerar nuevos horizontes, y que lo que hoy parece imposible, mañana puede ser una realidad. La historia del conocimiento y la ciencia está plagada de ejemplos y es la base del pensamiento científico buscar el porqué de las cosas. Por el contrario, creer que lo que hoy sabemos es la verdad absoluta y que no hay nada más por descubrir,  o pensar que aquello que los avances tecnológicos de hoy no han demostrado no va a resolverse jamás, es, sencillamente, tener un visión muy, muy limitada de la ciencia y del ser humano.

    Pero lo que más nos llama la atención es la falta de conocimientos que podemos apreciar en artículos y comentarios sobre la homeopatía en blogs escépticos, y cuidado, porque algunos de ellos realmente han leído bastante sobre el tema, pero ninguno se ha quedado con el fondo de la cuestión: cada ser humano es una unidad, y no enferma uno de sus órganos, enferma la persona. La gran mayoría de dolencias que sufrimos habitualmente, tienen su origen en desequilibrios emocionales, estrés, miedos, preocupaciones y un largo etcétera.

    Y entonces nos preguntamos, ¿estarán de acuerdo con nosotros en que existen cosas ciertas que, hoy por hoy, no son demostrables empíricamente? Seguro que son personas que aman, que quieren a una pareja, a un hijo o a una madre, pero, ¿lo pueden demostrar? ¿Creerán en los sentimientos, el estrés o la depresión? o ¿Pensarán que todo esto son paparruchadas? Y cuando el médico de cabecera, no homeópata, le dice a un estresado hombre de negocios que es precisamente el estrés el que le está causando todos sus síntomas ¿pensarán los escépticos que eso son tonterías? Y cuando una mujer pierde todo el cabello, sin motivo médico aparente, tras una larga pena,  luto o padecimiento ¿pensarán ellos que una cosa no está relacionada con la otra?

    El fondo de la cuestión. Esa es la gran aportación -que parece pasar inadvertida para los escépticos- y la gran diferencia de la homeopatía respecto a la medicina oficial: que entiende al ser humano como un todo y busca de forma individual en cada persona aquello que no funciona a nivel emocional, mental y por supuesto físico, con el diagnóstico médico. Sin duda es una visión más completa de la salud y del individuo. Eso, y la nula toxicidad de sus productos. El resto lo resume la famosa frase: Lo que funciona es lo que cuenta, y lo que cuenta es que funciona.

    Así pues en relación con los escépticos, desearles que sean muy felices, que llenen su vida de acciones y pensamientos positivos, y que si algún día tienen problemas de salud, que la medicina convencional no consigue curar definitivamente, y que aparecen una y otra vez, de verdad, que no duden en acudir a un buen médico homeópata, porque se quedarán perplejos por su eficacia y rapidez.

    Equipo ABC Homeopatía

    Quizás te interesa ¿Qué se esconde tras los ataques a la homeopatía?

    Nuestros mejores deseos al suicidio homeopático 10:23

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    50 Comentarios

    1. Yo quiero mis $20 000 mexicanos. Como veras Daniel ya he respondido a cada uno de tus puntos y refutado el intento de englobar la homeopatía dentro del modelo de seudociencia de Mario Bunge. Si no es seudociencia entonces estamos en las condiciones de que tu te comprometas a pagar los 20 000 pesos sin ninguna excusa, a menos que estés defraudando.

    2. Jaja, primero, yo no soy el que ofrece 20, 000 pesos mexicanos, sino mi tocayo Daniel Zepeda (el papá escéptico).

      Segundo, tus refutaciones han sido tan “irrefutables” como las refutaciones que has hecho de Mario Bunge (que no se ni cómo entró en el tema), el escepticismo científico y las asociaciones escépticas, o sea, cómicas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text