ABC Homeopatía +++
Si te ha sido útil ABC Homeopatía quizás quieras hacer una donación:

Si te gusta, comparte

La Federación Española de la Medicina Deportiva ha publicado, a principios de 2.013, un documento de consenso recomendando la medicación homeopática para tratar las lesiones deportivas.

Documento de Consenso sobre el uso de medicina homeopática, biológica y biorreguladora de la Federación Española de Medicina del Deporte

Foto de la web www.deportestop.es

Foto de la web www.deportestop.es

Compartimos una noticia publicada en la web www.medicosypacientes.es, que podéis leer pinchando sobre el enlace, y en el nos explican cómo la Federación Española de Medicina Deportiva ha publicado un documento de consenso en el que aconseja el uso de medicamentos homeopáticos, principalmente, anti-homotóxicos, también llamados, homeopatía de segunda generación, para atender las principales lesiones deportivas.

El Dr. Miguel del Valle Soto, Vicepresidente de la Federación Española de Medicina del Deporte y Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, así como Coordinador del equipo que ha publicado el documento de consenso, afirma que cada vez son más los especialistas en medicina deportiva que utilizan fármacos homeopáticos modernos, como Traumeel®, para el tratamiento de lesiones traumáticas y enfermedades inflamatorias del sistema músculo-esquelético, frente a los anti-inflamatorios no esteroides (AINE´s), al haber demostrado su eficacia y seguridad para la salud del paciente a través de la evidencia científica.

Los buenos resultados obtenidos, en cuanto a tiempo de recuperación y mejora clínica y sintomática del dolor de la lesión, están convirtiendo la homeopatía de segunda generación (homotoxicología) en terapia de primera línea a demanda del deportista.

El Dr. Sánchez Marchonipresidente de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte ya señaló en 2.007 que “En España, el uso de medicamentos homeopáticos comienza a barajarse con fuerza como una opción terapéutica más, debido a los bajos efectos secundarios que presentan, no sólo en patologías deportivas sino en patologías crónicas como puede ser la artrosis. En casos de pacientes con intolerancia a los anti-inflamatorios se convierte en la única opción terapéutica”. El uso de estos medicamentos va en aumento, pero sin alcanzar los elevados niveles de aceptación y empleo que registran los países de Centro Europa. En España ya son de uso frecuente por la Liga de Reumatología Española, reumatólogos y traumatólogos.

En cuanto al documento de consenso publicado os mostramos un resumen:

“En la elección del medicamento más adecuado para tratar las lesiones deportivas hay que tener en cuenta el tipo y gravedad de la patología, el grado de incapacidad funcional, la evolución de los síntomas, la vía de administración, los efectos secundarios y las preferencias de los pacientes.

Entre todos los recursos posibles, se encuentra la medicina complementaria y alternativa (homeopatía, fitoterapia, acupuntura, terapias biológicas y biorreguladoras, …).

Este documento de consenso sobre la aplicación de terapias inyectables en la Medicina del Deporte se basa en la reunión de expertos celebrada en noviembre de 2011 en Madrid y tiene el objetivo de mejorar la calidad asistencial y ayudar a los profesionales de la Medicina en la toma de decisiones terapéuticas.

La mayoría de los biorreguladores son sustancias compuestas por diferentes elementos a diluciones homeopáticas que ejercen efectos específicos a nivel individual. Entre otras funciones, algunos de sus componentes son capaces de modular la inflamación y los síntomas de las lesiones, tienen acción analgésica, estimulan la cicatrización y pueden tener efectos hemostáticos contribuyendo a eliminar el estasis venoso y el edema. Su objetivo final es restaurar el funcionamiento normal de los mecanismos de regulación.
Una de las vías de administración de las terapias biológicas y biorreguladoras es la parenteral (intradérmica, subcutánea, intraarticular, intramuscular o intravenosa.

El nivel de evidencia científica que apoya el uso de estos medicamentos, se puede considerar aceptable y cada vez existen más publicaciones que apoyan su utilización. Por tanto, las terapias biológicas inyectables son una alternativa más en el tratamiento de las lesiones deportivas y sus efectos se pueden equiparar a los de otros medicamentos y, generalmente, carecen de efectos secundarios”

Por todo ello “son un recurso terapéutico más, entre todos los que dispone la medicina, y sirven para compensar los abusos de ciertas terapias convencionales (como los corticoides, antiinflamatorios, etc.) ayudando en algunos casos a solucionar los problemas derivados de éstas”.

En el tratamiento de las lesiones deportivas con componente inflamatorio, concluye el informe de FEMEDE, “el fármaco ideal sería aquel que aumentara los efectos beneficiosos de la inflamación controlando sus secuelas perjudiciales y este objetivo lo cumplen este tipo de sustancias, que, además, tienen la ventaja de que no son tóxicas, consiguen una curación rápida y no están incluidas por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) dentro de las sustancias tipificadas como dopantes“.

Accede al Documento de Consenso sobre el uso de medicina homeopática, biológica y biorreguladora de la Federación Española de Medicina del Deporte

Si buscas más información sobre Homeopatía visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

 

2 Responses to “Homeopatía en la Federación Española de la Medicina del Deporte”

  • Carlos:

    La medicina natural como la homeopatía no para de ganar seguidores en Europa y en todo el mundo. Por este motivo, capacitarse en esta área puede ser de gran utilidad a fin de adquirir los conocimientos necesarios para trabajar en un área con mucha disponibilidad. Para quienes quieran hacer un curso de homeopatía pueden ingresar a esta web; http://www.deustosalud.com/programa-especializacion-en-homeopatia/objetivos.html y consultar por las diferentes modalidades de estudio.

  • zetetic1500:

    El documento ya lo conocía, ahora sí los seudoescépticos ya no tienen pretexto de la falta de consenso.

Leave a Reply

Desde dónde nos ven