ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    Cuidar bonsáis con homeopatía

    Ya sea un bonsái de gran tamaño o uno pequeño, el sustrato es siempre reducido.

    ¿Cómo cuidar bonsáis con homeopatía?     5 consejos y 14 remedios

    El espacio reducido  en el que habitan los bonsáis les convierte en especialmente sensibles a los químicos habituales a los que recurrimos para mantenerlos en excelentes condiciones. Cada vez que aplicamos pesticidas o abonos químicos, así cómo la propia contaminación ambiental, pueden llegar a saturar de tóxicos el escaso sustrato en el que viven.

    En este sentido la homeopatía puede incidir en los procesos biológicos de la planta para acelerar o detener su crecimiento, activar su equilibrio natural y contribuir al control de plagas y enfermedades, fomentando así su estado saludable, de forma natural y con nula toxicidad.

    La agrohomeopatía tiene un futuro enorme en la medida que cubre la mayoría de los procesos de trabajo que los productores realizan para la obtención de cosechas abundantes y nutritivas, en el plano alimenticio, pero también supone para el mundo del bonsái una fuente de salud exenta de tóxicos.

    ¿Cómo usar productos homeopáticos para mis bonsáis?

    Ullastre ibicenco de gran tamaño, cuidado con homeopatía.

    1 • Se compra en una farmacia el remedio indicado para cada caso. Debe pedirse tal cual aparece en negrita y subrayado para cada situación. En cuanto al formato existen 3 formas:

    Gránulos: diluir dos gránulos del remedio indicado en un litro de agua. En este caso estaréis añadiendo algo de sacarosa a vuestro bonsái, lo que a priori no es negativo, según el estudio que os adjuntamos al final del artículo, y sin duda es mucho más práctico ya que la homeopatía en gránulos tiene una duración de varios años, y por tanto resulta mucho más cómodo y barato.

    – Líquido en solución alcohólica, teniendo la precaución de dejar reposar un día la mezcla con el agua para esperar a que se evapore el alcohol. Es igualmente barato y tiene una larga duración.

    – Para los más puristas, también puede usarse en excipiente de agua purificada. Las farmacias no los tienen en este formato, por lo que deberán encargarlo a unos laboratorios homeopáticos, que no suelen tardar más de tres o cuatro días en servírlselo, ya que es un formato, con agua, que tiene una caducidad de 1 mes, motivo por el que lo preparan sólo por encargo. En cuanto al precio, por ejemplo, en España, Laboratorios Iberhome sirve el medicamento en envase de 15 c.c. a 5’6 €, el más pequeño.

    2 • Se añade una gota o dos gránulos del medicamento indicado, en un litro de agua, se agita fuertemente durante un minuto y luego se riega o se usa en forma de aerosol.

    3 • Debe realizarse un único riego/tratamiento y esperar a ver una mejora del estado de salud del bonsái. Si en los sucesivos días no se observa una mejoría puede probarse con otro remedio, ya que tal vez el aplicado no fuera el adecuado para la patología que le aqueja, siempre tras haber realizado un riego neutro sin medicamento alguno. En todo caso la toxicidad es cero y tu bonsái no corre ningún riesgo si sigues las instrucciones.

    4 • En tratamiento de shock pueden aplicarse hasta tres remedios simultáneamente, respetando siempre la proporción de una gota, o dos gránulos, del medicamento por un litro de agua.

    5 • Debe aplicarse a primera o última hora del día evitando realizar el riego bajo el sol fuerte y en los días lluviosos.

    Zelkova esperando poda invernal.

    Síntomas y Remedios

    1 ♦ Aplicar siempre a los yamadori recién recuperados. También tras las podas y siempre que hayan daños mecánicos en los tejidos, granizo o viento.  Indicado también tras los cambios de maceta. Para bonsáis de clima templado o clima frío en épocas de calor, después de eliminar yemas. Árnica 9 ch

    2 ♦ Bonsáis intoxicados por agrotóxicos. Es aconsejable realizar un riego a las nuevas adquisiciones para facilitar la depuración de las posibles sustancias tóxicas acumuladas con anterioridad. Debería asimismo realizarse un riego con Nux Vómica a todos nuestros bonsáis para iniciarles en un cuidado homeopático. Nux vomica 7 ch y Sulphur 9 ch

    3 ♦ Bonsai con crecimiento lento, ataques de mildios u otros hongos. Árbol raquítico. Interrupciones del crecimiento. Atraso en la producción. Silicea 30 ch

    4 ♦ Después del ataque de insectos defoliadores, deficiencia hídrica, cambios de temperatura, caída de flores, muerte de yemas, bonsáis en suelos compactados, que requieren un cambio de sustrato. Carbo Vegetabilis 15 ch

    5 ♦ Bonsái muy delgado por causa de alta producción, variedades poco tolerantes al calor, caída de flores y frutos. Apis Mellífica 15 ch

    6 ♦ Estrés hídrico, pudrición apical de frutos, sensibilidad aguda después de alta producción. Calcárea phosfórica 5 ch

    Halepensis recién recuperado.

    7 ♦ Aborto de flores, ausencia de floración, sensibilidad a bajas temperaturas, exceso o deficiencias de magnesio o calcio. Magnesia Carbónica 5 ch

    8 ♦ Ataque de pulgones, nematodos o ácaros, plantas con exceso de sombra. Staphysagria 5 ch

    9 ♦ Exceso de transpiración, bonsáis que requieren mucho abono. Sulphur 15 ch

    10 ♦ Bonsáis que no responden a los fertilizantes, tienen crecimiento lento, necrosis de los bordes de las hojas, con nutrición defectuosa, para propiciar el fortalecimiento general y mejor crecimiento de la planta. Calcárea carbónica, Calcárea phosfórica, Calcárea fluórica, todos ellos a la 5 ch, en este caso diluir una gota, o dos gránulos, de cada uno en 3 litros de agua.

    11 ♦ Para aumentar la absorción de nitrógeno del bonsái. Chamomilla 30 ch

    12 ♦ Para reactivar de forma equilibrada los biofertilizantes. Carbo Vegetabilis 9 ch, unido a Nux Vomica 9 ch se puede utilizar para descontaminar el agua.

    13 ♦ Control de nematodos, plagas y bacterias. Cina 5 ch

    14 ♦ Eficiente en dar resistencia a plantas contra enfermedades, también es eficiente en activar el fósforo. Valeriana Officinalis 30 ch

    Artículo basado en el estudio de Niurka Meneses Moreno sobre agrohomeopatía y en el fabuloso Manual de agrohomeopatía del Dr. Radko Tichavsky, imprescindible para quien amando los bonsáis decide cuidarlos con homeopatía, sabiendo lo que está haciendo y en el que encontraréis mucha más información sobre la agrohomeopatía. Asi mismo hemos contado para la redacción de este artículo con el asesoramiento de expertos en bonsáis que vienen aplicando algunas de estas prescripciones a sus propios árboles.

    Efectos sacarosa en enraizamiento in vitro Artículo Científico publicado en Biotecnología Vegetal Vol. 5, No. 2: 89 – 94, abril – junio, 2005.

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    4 Comentarios

    1. Iberhome… vaya, vaya… tengo una amiga que trabaja ahí y todavía no he podido contactar con ella desde hace ni sé los años. Qué casualidad que se mencione esa empresa aquí.

      Bueno, pues soy homeópata, aunque llevo tiempo sin ejercer más allá de amigos y gente cercana. Me ha sorprendido mucho esta aplicación que aquí presentáis, aunque ya sabía que se usaba homeopatía para las plantas, pero nunca me había parado a pensar en sus dolencias y posibles remedios homeopáticos. Tienen sentido; creo que se ajustan muy bien.

      Mi uso peculiar en homeopatía ha sido con los perros y los gatos… y cuanto más sé de lo mío (no solo de homeopatía), más admiro las habilidades de los demás. Este artículo bien merece una reverencia. Gracias.

      Ahora me gustaría matizar que por mi experiencia, no solamente con la aplicación de la homeopatía, sino con la elaboración casera de los productos, sospecho que la rigidez en las medidas del excipiente (agua) no tiene sentido. No lo puedo probar ni me voy a molestar en hacerlo, pero si alguna vez uso homeopatía para las plantas, no tomaré esas referencias como canónicas y contaré mi nueva experiencia…. a poder ser aquí, por si sirve de ayuda a otros, bien sea porque me he equivocado o porque he comprobado que mi sospecha era cierta.

      Ratifico mi gusto por el contenido esencial de este artículo… y me ha hecho pensar en otras posibles situaciones que dañen a las plantas, en otros trastornos y sus correspondientes remedios homeopáticos.

      Un saludo

      Daniel

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text