ABC Homeopatía +++
Si te ha sido útil ABC Homeopatía quizás quieras hacer una donación:

Si te gusta, comparte

 

Cannabis, Indica vs Sativa

Diferencias entre las hojas de las subespecies Sativa e Indica del género Cannabis

Desde el punto de vista científico (y legal), ambas plantas son Cannabis Sativa. Del género Cannabis, de la especie Sativa, y entre las subespecies encontramos la Indica y la Sativa.

Así pues, para ser estrictamente correctos deberíamos hablar de la Cannabis Sativa Sativa y la Cannabis Sativa Indica.

En la práctica, Cannabis Indica y Cannabis Sativa son los nombres utilizados para distinguir ambos extremos de la gama de cannabis, conocidos principalmente por su uso cómo sustancias psicoactivas, en sus vertientes lúdicas y médicas. También existen las dos patogenesias homeopáticas estudiadas para la Cannabis Sativa y la Indica.

Por otro lado debemos hacer mención al denominado Cáñamo, también Cannabis Sativa, conocido como alimento para pájaros y roedores por su alto aporte nutricional, obtención de aceite rico en Omega 3 y 9, para confeccionar tejidos -antes del boom del algodón los tejidos se confeccionaban con cáñamo- y para fabricar fibras de alta resistencia. Este cáñamo nada tiene que ver con las dos subespecies a las que nos referimos en este artículo ya que contiene un nivel muy bajo de THC (tetrahidrocannabinol) no siendo utilizada con efectos psicoactivos. Esta variedad utilizada para sacar fibra y cañamones se ha quedado con el nombre original de la planta: Cáñamo. Que sepamos hasta la fecha, tampoco se han realizado estudios homeopáticos sobre las propiedades del Cáñamo.

Para aclarar un poco más la coexistencia de estas tres Cannabis en nuestra sociedad actual debemos remontarnos a la antigüedad, donde la planta denominada Cáñamo, cuyo nombre es Cannabis Sativa, fue una de las primeras en ser “domesticada” por el hombre y ha sido utilizada, durante milenios, en tres vertientes:  para sacar fibra con la que confeccionar tejidos y cuerdas, para obtener aceite y alimento de sus semillas y para uso terapéutico y ceremonial incluyendo aquí los efectos euforizantes, alucinógenos y narcotizantes, con sus hojas, semillas y flores, principalmente.

Con el tiempo, las distintas sociedades han ido mejorando la planta, por selección:  plantas que diesen mejores fibras siendo la actual Cannabis Sativa, sin subespecie, la que vemos actualmente en las plantaciones industriales de las que se saca no sólo la fibra, sino también los cañamones para uso alimentario. Por otro lado, y con el afán de mejorar las propiedades psicoactivas de la planta, en la zona de India, se acabó creando la subespecie Cannabis Sativa Indica, altamente resinosa, y de la que se extrae el hachís. Posteriormente y gracias a la alta capacidad de adaptación al terreno y clima de esta planta, fue cultivada por otras sociedades en el resto del planeta, creándose otra subespecie, la Cannabis Sativa Sativa, menos resinosa y que conocemos coloquialmente como marihuana.

A pesar de ello, hoy en día el consumo de marihuana, ya sea con fines médicos o con fines lúdicos, incluye una variadísima gama de híbridos entre ambas subespecies. Y para la elaboración del denominado hachís se utilizan también las distintas variedades.

Entre una y otra subespecie hay multitud de patrones de crecimiento, cualidades y efectos psicotrópicos diferentes, y más en la actualidad con múltiples variaciones genéticas que buscan incrementar sus efectos relajantes o euforizantes, entre otros.

Tampoco podemos olvidar que el clima y la distinta composición del suelo aportan diferencias significativas en las propiedades finales de cada una de las subespecies o sus mezclas.

Estas muchas variaciones han sido reflejadas en los estudios que reputados homeópatas han realizado sobre la patogenesia de las Cannabis Sativa e Indica, y así Kent apuntaba a la similitud entre los síntomas mentales y urinarios de ambas subespecies señalando que en muchas ocasiones uno ha sido reemplazado por el otro y ha curado síntomas producidos por el otro.

Hahnemann no especificó en su Materia Homeopática Pura, que tipo de Cannabis utilizó para realizar su experimentación.

Vithoulkas afirma que es difícil diferenciar entre ambas, ya que los provings también tienen síntomas muy similares y no está claro qué planta ha sido usada para elaborar la Tintura madre.

La Materia Medica de Vijnosky es de las pocas que describe las patogenesias correspondientes a la Cannabis Sativa y a la Cannabis Indica.

A pesar de estas variedades y similitudes, vamos a intentar en este artículo explicar las diferencias botánicas, terapéuticas, homeopáticas y de su uso cómo psicoactivo entre las subespecies originales de la Cannabis Indica y la Cannabis Sativa:

1 – En términos botánicos:

Índica:

– La Indica viene del sur de Asia y del sub-continente Indio (Afganistán, Pakistán, India, Tíbet, Nepal).

– Indica es compacta y fuerte, con cogollos densos, pesados y fragantes. Los cogollos de Indica tienden a crecer en racimos.

– La Indica es de floración más rápida, por lo general con un tiempo de floración de entre 6 a 9 semanas.

– La Indica no tiende a ganar altura rápidamente, una vez que ha comenzado la floración. De una Indica se puede esperar un aumento de su crecimiento vegetativo entre 50 y 100% al finalizar el período de floración.

Sativa:

– La Sativas es, en general, de las zonas ecuatoriales: Tailandia, Camboya, Jamaica, México, Africa ecuatorial, pero también en el Mediterráneo y Magreb.

– En las mismas condiciones, la Sativa crece más. Los cogollos de Sativa tienden a crecer más aunque con menor densidad final y menor olor.

– La Sativa necesita más tiempo para florecer. Por lo general, culminará su floración entre 9 y 12 semanas.

– La Sativa suele continuar ganando altura al mismo tiempo que florecen, a menudo 200%, 300% o más de su altura vegetativa mientras florecen.

2 – En términos de fitoterapia con uso curativo (infusiones y otros)

No hemos sabido encontrar diferenciación entre la Cannabis Sativa y la Indica en fitoterapia, refiriéndose únicamente a los usos terapéuticos de la Marihuana que administrada en forma de infusiones, cocciones, inhalando su humo, aplicaciones o ingesta del aceite de sus semillas o cataplasmas entre otras, y aprovechando todo de la planta, se indica su uso para mejorar los síntomas o bien paliar los efectos de la farmacopea y tratamientos alopáticos para las siguientes enfermedades: artritis, asma, cáncer, colitis ulcerosa, depresión y estrés, disfunciones del apetito, disfunciones motrices, dolor, enfermedad de Crohn, enfisema, epilepsia, esclerosis múltiple, esquizofrenia, glaucoma, hipertensión arterial, insomnio, migraña, náuseas y vómitos, osteoporosis, SIDA y tos.

Cada vez son más los países que legalizan el uso terapéutico de la marihuana, siendo su acción paliativa del dolor, la aplicación más conocida.

3 – En términos homeopáticos con uso curativo

De forma general las indicaciones de la Indica son más mentales (más de 500 síntomas mentales según Nash) mientras que la Sativa es más efectiva para síntomas físicos (especialmente renales, uretrales y urinarios).  A continuación tenéis los enlaces a sus remedios en ABC Homeopatía dónde encontraréis el cuadro completo correspondiente a cada una de las subespecies, según la Materia Médica de Vijnosky, y donde podréis apreciar las diferencias así como las similitudes entre ambos remedios:

Leer ahora el artículo Cannabis Indica, el hachís

Leer ahora el artículo Cannabis Sativa, la marihuana

4 – En términos sociales de consumo como psicoactivo (fumada y otros)

Índica:

– El efecto que produce suele ser de introspección, rapidez de pensamiento,  bienestar absoluto. Puede intensificar sensaciones físicas como el gusto, el tacto y el sonido. Tiene un efecto relajante, tanto mental cómo físico, y puede resultar soporífica en dosis mayores.

Sativa:

– La Sativa es muy apreciadas por su efecto de ‘subida’. Un efecto que sus usuarios definen como cerebral, energético, eufórico, creativo, simpático y de muchas risas.

Destacar que el consumo de marihuana y/o hachís en personas con tendencia o antecedentes de psicosis, puede ser detonante de enfermedades mentales. También perjudica a la memoria, por lo que su consumo en jóvenes suele acarrear problemas en los estudios.

Para la realización de este artículo el Equipo de ABC Homeopatía ha consultado las siguientes webs:

Homeopatia General.com

Medecine Integree. com

Medicinas Tradicionales y Alternativas

Marihuana-Medicinal.com

Marihuana Cultivo.com

Estados de la Mente

Si quieres saber más sobre Cannabis Indica y Sativa Homeopatía búscalo en Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO.

Leave a Reply

Desde dónde nos ven