ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    Arnica, aprender a delegar

    Se extrae de la planta Árnica Montana.

    Arnica es uno de los grandes remedios de la medicina homeopatica.

    Está indicada para todos los casos tras un trauma o accidente, sea de la gravedad que sea, tanto físico como psíquico o emocional, para ayudar al organismo a una rápida curación y superación del shock padecido.

    Imprescindible en el botiquín de primeros auxilios y para los viajes. También para deportistas.

    La persona Arnica cuando está en equilibrio es un ejemplo de entrega e hiperactividad; sea cual sea su campo (vemos Arnica en muchos deportistas, pero también en empresarios, trabajadores, normalmente con puestos de responsabilidad, pero también en madres y abuelas, entre muchos otros perfiles) son trabajadores infatigables,  que se entregan en cuerpo y alma sea cual sea su objetivo, sin reparar en esfuerzos. Ya sea en entrenamientos y competiciones, al mando de una empresa, o de un departamento concreto, o en la cocina y al mando de la familia, las personas Arnica asumen toda la responsabilidad, dedican horas y horas a su proyecto y consiguen, con mucha frecuencia sus objetivos. Valoran muchísimo sentirse independientes, capaces y únicas, y a la vez gustan de sentirse necesarias y valoradas en todo su desempeño.

    TIPOLOGÍA

    Arnica es también un policresto que corresponde a grandes currantes, que se matan a trabajar hasta quedar agotados. Asumen todas las responsabilidades, se creen imprescindibles y no saben delegar en sus compañeros.

    Se lanzan a realizar grandes empresas y acciones y reciben todo tipo de golpes y dificultades en su empeño.

    A pesar de estar enfermos, siempre les oiremos un “estoy bien, no me pasa nada“.

    Irritable y malhumorado, olvidadizo y distraído. No quiere que le toquen.

    SÍNTOMAS Y DOLENCIAS PARTICULARES

    – Para una pronta recuperación tras todo tipo de fracturas, roturas y distensiones.

    Accidentes con golpes y hematomas.

    – Para depresiones y ansiedad tras un accidente o shock, tanto físico como emocional, debería administrarse en todos  los casos.

    – Estados pre y post operatorios.

    Tos y catarorro doloroso. Dolor como pinchazos en el pecho.

    Forúnculos y acné que no llega a supurar en la cara. Eccema azulado. Sabañones.

    Gripe con fiebre alta, sensación de magulladura por todo el cuerpo, miembros y articulaciones. Cabeza caliente y roja con el resto del cuerpo frío.

    Aliento y gusto fétido. Flato, eructos y heces malolientes.

    Debilidad y cansancio en la vejez. Miedo a ser tocado.

    Insomnio por agotamiento físico, tras un gran esfuerzo. Percibe la cama muy dura.

    Reumatismo y gota, cuando el paciente tiene miedo a que le toque o golpeen la parte afectada.

    Lumbalgia tras esfuerzos excesivos.

    Cistitis tras un shock.

    Hemorroides muy dolorosas.

    CARACTERÍSTICAS GENERALES

    Rehúsan ir al médico y dice estar bien.

    – Perciben la cama muy dura y el movimiento les mejora.

    – Empeora con el contacto.

    Arnica es un policresto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar muchas otras dolencias.

    Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución, frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

    Si quieres más información sobre Arnica visita Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    13 Comentarios

    1. Hola necesito saber si los globulitos arnica calman el dolor de de hernias en la cervical y si no tiene contraindicavion para personas con deabetes.gracias edpero con ansias su respuesta..

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text