ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    ¿Cómo tratar la piorrea con homeopatía?

    La piorrea o periodontitis es una infección bacteriana que puede acabar con la caída del diente o muela.

    ¿Cómo tratar la piorrea o periodontitis con homeopatía?

    La piorrea o periodontitis es una enfermedad de origen bacteriano que afecta a los tejidos y hueso que sujetan los dientes y debe ser tratada para detener el proceso de pérdida de piezas dentales. Es importante acudir a un dentista, a ser posible homeópata y sobre todo cepillarse concienzudamente los dientes de forma regular, y los fumadores abandonar el tabaco.

    En homeopatía no existe un remedio de acción específica para la piorrea, si acaso los enjuagues bucales con Tintura Madre de Calendula, para actuar sobre la infección.

    Pero sí existen remedios que entre sus síntomas se encuentra la periodontitis y que pueden resultar efectivos para aquellas personas en las que coincidan, además, el resto del cuadro del medicamento, es decir, la tipología, características generales y otros síntomas o dolencias, ya que en este caso, la homeopatía reforzará y equilibrará el organismo para que active su propia curación y se detenga el proceso que deteriora la sujeción de las piezas dentales, siempre y cuando se acompañe de los hábitos de limpieza mencionados.

    Aquí te mostramos algunos de los remedios que pueden resultar eficaces para la piorrea o periodontitis. Pincha sobre cada uno de los medicamentos para ver su cuadro completo y escoger el más similar a la persona a tratar, o en su defecto, dos o tres que cubran la totalidad del paciente:

    – Encías muy sensibles, hinchadas, sangrantes, esponjosas o bien pálidas y ulceradas. Dientes con un ribete oscuro. Piorrea. Vesículas en la boca dolorosas, en la cara interna de las mejillas. Quistes en los conductos salivares. Lengua blanca y seca. Staphysagria

    – Dientes flojos, que duelen y caen. Encías hinchadas, esponjosas y que sangran fácilmente, ulceradas, doloridas, separadas de los dientes. Piorrea. Lengua excesivamente inflamada, dolorida, que mueve con dificultad, blanquecina en la parte anterior y amarillenta en la posterior y bordes o bien seca y roja. Ulceraciones en la boca. Aliento fétido. Salivación intensa, amarillenta, sanguinolenta. Gusto salado o muy amargo o metálico. Mercurius Corrosivus

    – Boca seca, con calor ardiente. Lengua blanca o amarillo sucia. Gusto a sangre. Especialmente indicado cuando se han extraído muelas ya que resulta muy efectivo en todo tipo de lesiones, accidentales o quirúrgicas, en zonas dónde hay muchos nervios. Efectivo en procesos de piorrea en los que se han extraído muelas. Hypericum

    – Encías sangrantes. Se separan de los dientes que duelen. Piorrea. Dolores de muelas. Lengua  fría y contraida, y se marcan los dientes, con grietas. Boca seca y especialmente la punta de la lengua. Carbo Vegetabilis

    – Dolores de muelas severos, peor toda la noche y de mañana, en dientes cariados o arreglados.  Rechina los dientes durmiendo. Encías hinchadas, esponjosas y retraídas, que sangran fácilmente. Es un medicamento a tener muy en cuenta en la piorrea. Las encías presentan una línea brillante y roja sobre el borde. Kalium Phosphoricum

    Encías hinchadas y sangrantes, ulceradas. Aftas. Sequedad en boca y lengua o por el contrario mucha salivación. Lengua horriblemente hinchada, que hace imposible tragar, cubierta de una membrana blanca y arrugada, con la punta y los bordes rojos.  Aliento muy fétido. Piorrea. Sulphuricum Acidum

    Piorrea con dientes muy móviles. dolor de muelas, peor por el tacto, mejor al aire libre. Lengua seca y blanca, amarillenta, como quemada en la punta. Psorinum

    – Dientes con caries que se hacen rápidamente, con dolores de todo tipo, peor de noche, al tocarlos con la lengua, mejor con la boca abierta y aspirando aire frío. Sensación de dientes muy largos. Piorrea. Vesículas ardientes en las encías. Lengua hinchada que sale de la boca, en carne viva. Ardor intenso en boca y mejor aspirando aire frío. Mucha salivación. Mezereum

    – Las encías sangran fácilmente, hinchadas, separadas de los dientes, muy rojas. Mal gusto en la boca. Aliento fétido. Dolor de dientes que empeoran de noche, con mucha salivación. Dolor que se extiende a los oídos o a toda la cara. Dientes negros, grises, amarillentos, flojos, aún estando sanos. Rechina los dientes, despierto o durmiendo. Mercurius Solubilis

    – Gusto amargo. Sequedad bucal con poca salivación. Llaga en el frenillo de la lengua. Encías separadas de los dientes. Piorrea. Aftas. Hinchazón de lengua con pequeñas vesículas dolorosas. Lengua blanca o gris. Grano doloroso en la punta de la lengua. Kalium Carbonicum

    – Caries rápidas en los dientes. Dolores de dientes extendidos al oído o a los brazos y dedos. Encías rojo oscuras, con pulsaciones o latidos durante la menstruación, hinchadas, ulceradas y que sangran fácilmente. Piorrea. Sensación de dientes largos o flojos. Sepia

    – Encías hinchadas. Ulceraciones blancas en la cara interna de los labios. Aftas. Lengua hinchada, más a la derecha,  se la muerde frecuentemente. PiorreaThuya

    – Dientes flojos o muy largos, amarillentos. Rechina los dientes. PiorreaLycopodium

    – Frecuentes abscesos, flemones, y procesos infecciosos en los dientes. Hepar Sulfur

    Lee Cómo se toma para  saber qué formato, dilución, frecuencia y cantidad es la adecuada para cada situación. En caso de duda, pregunta a tu homeópata o a tu farmacéutico.

    Si quieres saber más sobre periodontitis y homeopatia busca en Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO  de ABC Homeopatía.

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    8 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text