ABC HOMEOPATÍA

    La homeopatía a tu alcance

    ¿Cómo clasificamos los remedios homeopáticos?

    ¿Cómo clasificamos los remedios homeopáticos?

    Podemos clasificar los remedios según el tipo de curación que ejercen sobre el organismo.

    Existen distintos tipos o clasificaciones de remedios homeopáticos dependiendo del efecto curativo que tienen sobre el organismo.

    Vamos a intentar exponer de forma sencilla los principales nombres acuñados para describir de forma general la utilidad de un remedio:

    ♦ Por un lado, atendiendo principalmente al número de síntomas incluidos en la patogenesia del medicamento, tenemos los remedios policrestos, los semipolicrestos y los remedios menores:

    – Remedios policrestos: Son aquellos que cubren una gran cantidad de síntomas  y dolencias (físicas y mentales), actuando de forma profunda sobre el organismo. Este tipo son los más conocidos ya que al actuar sobre múltiples síntomas son de aplicación a una mayor cantidad de pacientes.

    – Remedios semipolicrestos: Son como los policrestos, pero cubriendo una cantidad algo menor de síntomas.

    – Remedios pequeños o menores: Son aquellos que cubren una cantidad pequeña de síntomas.

    ♦ Por otro lado, según lo profunda que sea la curación que ejerce el medicamento sobre el organismo,  tenemos los remedios constitucionales, los de fondo  y los de acción superficial, así cómo los organotrópicos:

    – Remedios constitucionales: Son aquellos que tratan los síntomas propios de cada constitución. En ABC Homeopatía los distinguirás porque en el apartado Tipología se describe una forma de ser, tanto físisca y corporal cómo psicológica y de caracter, además de los síntomas mentales, físicos y características generales.

    – Remedios de acción profunda o de fondo: Son los que tratan el conjunto de síntomas y características propias de cada individuo (el psiquismo y los síntomas físicos), así como el proceso degenerativo del mismo. No sólo curarán un síntoma concreto, si no que aportarán el equilibrio necesario para que dicho síntoma, u otros asociados, no aparezcan de nuevo. No se corresponden a un tipo constitucional al que claramente se pueda definir física y psicologicamente.

    – Remedios sintomáticos, agudos o de acción superficial: Son los que tratan síntomas agudos y puntuales, como pueden ser fiebre, un dolor, un constipado o una inflamación de anginas.

    – Los medicamentos organotrópicos son aquellos que tienen una clara acción sobre un órgano concreto, como Chelidonium sobre el hígado o Euphrasia con los ojos.

    ♦ Por último, según sea el origen del remedio, hablaremos de:

    – Remedios de origen mineral que ejercen una acción algo lenta pero muy profunda.

    – Remedios de origen vegetal, con una acción más rápida y menos profunda.

    Existen otras clasificaciones de medicamentos homeopáticos pero estas que os describimos son las que más frecuentemente nos encontraremos en libros y webs de homeopatía.

    Quizás te interesa el artículo 25 Policrestos y 36 Semipolicrestos

    Si quieres saber más sobre la clasificación de los remedios de homeopatia busca en Homeopatía por un tubo, el BUSCADOR HOMEOPÁTICO  de ABC Homeopatía.

     

    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Linkedin
    • Pinterest

    13 Comentarios

    1. Hola!!!! Quisiera saber para que sirve Astrea Sulfurica……no encuentro significado. graciasssss

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    It is main inner container footer text